La Salud Mental es el bienestar emocional, psíquico y social que permite llevar adelante los desafíos de la propia vida y de la comunidad en la que vivimos. Reconocer y entender los padecimientos mentales es un importante primer paso para romper con estereotipos y falsas creencias, superando así los prejuicios y la estigmatización hacia las personas con enfermedades mentales.

Actualmente, y por suerte, somos más las personas que concurrimos al psicólogo/a por diferentes problemáticas o simplemente para tener una opinión profesional acerca de nuestro día a día. En Argentina 1 de cada 3 personas asiste al consultorio.

Es más común de lo que creemos no saber qué tipo de terapia estamos haciendo. ¿A qué nos referimos con esto?,  muy simple: hay diferentes abordajes teóricos-prácticos  que se emplean en los sujetos, pero todos tienen en común un factor principal: la demanda del paciente. Cuando nos referimos a “la demanda del paciente” es la necesidad que este conlleva al espacio terapéutico. Hay que tener en cuenta que no es lo mismo a nivel psicológico un divorcio, un estrés postraumático, o alguna patología psiquiátrica.

Terapias más utilizadas en Argentina:

El Psicoanálisis:

Tiene como objetivo la investigación y el tratamiento de los problemas emocionales desde el punto de vista de la infancia de la persona, la interpretación de los sueños, los actos fallidos y la técnica de asociación libre, entre otras. La idea central de esta aplicación, consiste en que, tras la superficie en la que se representan las formas de comportamiento perceptibles(en la conducta individual y en la de los grupos y culturas) así como también tras las normas sociales y valores de una comunidad cultural, con frecuencia se esconden contenidos y motivaciones inconscientes que no son de acceso fácil a la conciencia.

Terapia Cognitiva Conductual:

La terapia cognitiva conductual te ayuda a tomar conciencia de pensamientos imprecisos o negativos para que puedas visualizar situaciones exigentes con mayor claridad y responder a ellas de forma más efectiva. La TCC puede ser una herramienta muy útil, ya sea sola o en combinación con otras terapias, para tratar los trastornos de salud mental, como la depresión, el trastorno de estrés postraumático o un trastorno de la alimentación. Sin embargo, no todas las personas que se benefician de la terapia cognitiva conductual tienen una enfermedad mental. La TCC puede ser una herramienta eficaz para ayudar a cualquier persona a aprender cómo manejar mejor las situaciones estresantes de la vida.

Terapia de la Gestalt:

Puede definirse como una forma existencial/experimental que enfatiza la responsabilidad personal y se enfoca en la experiencia del individuo en el momento presente, la relación entre el terapista-paciente ,el ambiente, el contexto social de la vida de la persona y los ajustes que hace la gente como resultado de la situación general que le rodea. Se caracteriza por no estar enfocada exclusivamente a tratar al enfermo y a sus psicopatologías, sino también para desarrollar el potencial humano, desde un ejercicio de la psicología positiva.

Si te interesó el tema, este podcast es para vos:

Categorías: Notas y Noticias Salud