🤑 BTC: USD $ 0000.00 | 🇦🇷 Femicidios en 2021: 91

ArgentinaDestacadasEntretenimiento

➡️ Martín «La Faraona» Cirio se fue a Turquía tras ser denunciado por pedofilia

Luego de haber recibido varias acusaciones de pedofilia, Martin Cirio anunció en su canal de YouTube que se fue de Argentina: “Necesito un lugar en el que no me conozca nadie”

En octubre de este año, la comunidad de Twitter viralizó publicaciones antiguas de Martin Cirio, donde se revelaron comentarios en los que hacía apología a la pedofilia. Mostraba intereses sexuales en menores e incluso afirmaba haber tenido relaciones con uno de sus alumnos.

Las tendencias de Twitter Argentina explotaron en una ira creciente hacia Cirio, quien no tuvo más remedio que eliminar su cuenta para evadir los comentarios que llegaban de miles de personas. La creadora de contenido pidió disculpas, aseguró que sus antiguas publicaciones deben ser repudiadas, pero que no eran más que chistes de mal gusto. El youtuber decidió desaparecer de los medios, luego volvió con muchos seguidores menos, y ahora contó que está pasando «momentos oscuros» por los que decidió irse a Turquía y autoexiliarse.

En un video publicado en su canal de Youtube, La Faraona, el personaje que llevó a Martin Cirio a la fama en las redes, publicó un video en el que anuncia su retiro del país y un viaje a Estambul, Turquía, se descargó por todo lo que vivió los últimos meses y a pesar de advertir que no se iba a victimizar, contó que se va porque está deprimido.

Tras comenzar mostrando su valija y bromear con que se va a Estambul porque fue el lugar en el que mejor sexo tuvo, se puso serio y aclaró: «No voy a caretear el motivo por el que me estoy yendo a Turquía. No es un motivo feliz. La realidad es que llegó un punto en el que me está costando mucho funcionar. La gente que me sigue en Twit… No, Twitter no, no tengo más esa cuenta está sepultada. Yo veo Twitter y lloro, cada vez que entro a Twitter me trae bad memories (malos recuerdos)».

«Los que me siguen en Instagram se dan cuenta que subo cada vez menos historias, hay días que solo reposteo, y de repente en una semana desaparecí. Y no es porque estoy ocupada con la música, es porque estoy tirada en el suelo llorando», detalló y aclaró que no se va a vivir a Turquía, sino «por un tiempo».

«Todo esto no lo digo como víctima, iba a decir con violines pero ¡no puedo hacer chistes con eso!», dijo luego.

Aseguró estar consciente de que su situación es mejor que la de mucha gente: «No soy una víctima. Estar mal es otra cosa. La gente que está mal no se puede ir a Turquía. Soy totalmente consciente de mis privilegos de niña rica y blanca».

«Estoy tratando de volver a trepar a la superficie. Así me siento. y ese momento, muy sensible, es de mucho crecimiento, de muchas cosas positivas a largo plazo, pero en el momento vivirlas es duro. Me estaba encontrando que por momentos estaba muy bien pero al toque había algo interior mío que estaba roto y me volvía a tirar al piso, a un lugar que era muy oscuro», decribió sobre sus días tras la denuncia.

Refiriéndose a ser cancelado por los tuits: «Lo de la cancelacion fue muy duro para mí. No fue solamente eso, fueron un montón de cosas que vinieron con eso. Como perder un montón de amigos circunstanciales, que no sabía que eran circunstanciales pero lo eran. Fue un cúmulo de cosas que pasaron y otras que no hablé, que pasaron en 2020, muy oscuras. Todo eso se juntó y fue como ‘¿qué más me puede pasar?».

«Me pasan un montón de cosas y tengo un cuerpo humano, no soy un súper hombre. Todos podemos resistir ciertas cosas hasta cierto punto. Yo puedo resistir que se me muera un familiar, pero no que se me muera un familiar y a la vez que me amputen las dos piernas, que mi hermano se muera y a mi mejor amiga le agarre cáncer. Y en este momento de mi vida me pasaron muchas cosas, muy oscuras todas juntas. Algunas que saben y otras que no voy a hablar. No estoy listo para hablar de algunas cosas», dijo Cirio en el video.

Artículos Relacionados
AgendaDestacadas

Paralaaaa laaaaaka: El humor de la Faraona llega a Posadas. ¿O no?