ūü§Ď BTC: USD $ 0000.00 | ūüá¶ūüá∑ Femicidios en 2021: 59

Argentina

ūüĎČ‚Äć‚Äć Argentina baj√≥ 12 lugares en el ranking global que mide la corrupci√≥n

En el a√Īo 2020, Argentina empeor√≥ su posici√≥n en el ranking anual de la organizaci√≥n no gubernamental Transparencia Internacional (TI) que mide c√≥mo es percibida la corrupci√≥n en el Estado, seg√ļn expertos, inversores y empresarios.

Nuestro pa√≠s descendi√≥ 12 lugares, al pasar del puesto 66 en el ranking de 2019 al 78 el √ļltimo a√Īo, entre los 180 pa√≠ses medidos por TI para la elaboraci√≥n del √ćndice de Percepci√≥n de la Corrupci√≥n (IPC) 2020.

Este descenso en el ranking se da despu√©s de que Argentina escalara 19 posiciones en el √ćndice 2019 y tuviera su mejor desempe√Īo desde 2012.

En el IPC 2020 que difundió hoy la organización líder en la lucha contra la corrupción a nivel global, Argentina obtuvo 42 puntos sobre 100 máximos posibles, 3 menos que en 2019. En la escala utilizada, 0 puntos implican que un país es percibido como muy corrupto, y 100 puntos corresponden a aquellos con corrupción inexistente.

Con este puntaje, Argentina se ubica justo por debajo del promedio global en materia de percepci√≥n de corrupci√≥n que, al igual que el a√Īo pasado, es de 43 puntos, y contin√ļa entre los dos tercios de los pa√≠ses que no alcanzan los 50 puntos sobre el m√°ximo de 100, de acuerdo al indicador de TI.

La peor performance del país había sido en 2015, cuando obtuvo solo 32 puntos sobre 100, y quedó en el puesto 107 sobre 168 países, mucho más cerca del final de la tabla que hoy.

Corrupción y pandemia

En su an√°lisis, TI vincul√≥ estrechamente los resultados de la medici√≥n de este a√Īo con el manejo de la pandemia del COVID-19. ‚ÄúEl √ćndice de Percepci√≥n de la Corrupci√≥n 2020 revela que la corrupci√≥n est√° socavando los sistemas sanitarios y contribuyendo al retroceso democr√°tico‚ÄĚ, advirti√≥ la organizaci√≥n no gubernamental (ONG) que lidera la lucha contra la corrupci√≥n a nivel global desde hace m√°s de 25 a√Īos.

Y destac√≥ que ‚Äúlos pa√≠ses con buenas puntuaciones en el √ćndice invierten m√°s en sanidad, tienen m√°s capacidad de proporcionar cobertura sanitaria universal y son menos propensos a vulnerar las normas e instituciones democr√°ticas o el estado de derecho‚ÄĚ.

‚ÄúEl COVID-19 no es solo una crisis sanitaria y econ√≥mica: es una crisis de corrupci√≥n. Y no la estamos superando‚ÄĚ, advirti√≥ por su parte Delia Ferreira Rubio, presidenta de Transparencia Internacional. ‚ÄúHasta donde alcanza la memoria, ning√ļn a√Īo ha puesto a prueba a los gobiernos como el que ha pasado, y aquellos que tienen los niveles m√°s altos de corrupci√≥n han demostrado menor capacidad para afrontar el reto. Pero incluso los pa√≠ses que ocupan los primeros puestos del √ćndice, tienen la obligaci√≥n urgente de reconocer su papel en perpetuar la corrupci√≥n dentro y fuera de sus pa√≠ses¬Ľ, agreg√≥ esta abogada argentina que preside la organizaci√≥n desde 2017 y fue reelecta el a√Īo pasado.

Los estudios realizados por el programa Sanidad Global de Transparencia Internacional encontraron que la corrupci√≥n priva al sector sanitario global de USD 500.000 millones al a√Īo. Entre las pr√°cticas documentadas figuran demandas irregulares de pago a pacientes, malversaciones de fondos, robos, ausentismo, inflaci√≥n de precios, favoritismo y manipulaci√≥n de datos.

Pablo Secchi, director ejecutivo de Poder Ciudadano, cap√≠tulo argentino de TI, opin√≥ en di√°logo con el medio Infobae: ‚ÄúIndudablemente el an√°lisis de la corrupci√≥n durante 2020 estuvo cruzado por la pandemia. No es que la pandemia hizo m√°s o menos corruptos a los pa√≠ses, pero mostr√≥ las debilidades y las fortalezas existentes. Nosotros decimos que la emergencia genera medidas excepcionales como la compra urgente de insumos, y la inversi√≥n en infraestructura. Esas medidas excepcionales deben estar acompa√Īadas por medidas excepcionales en materia de transparencia‚ÄĚ.

Pablo Secchi, director ejecutivo de Poder Ciudadano.

‚ÄúHoy, el gran desaf√≠o, m√°s all√° de controlar lo que sucedi√≥ durante 2020, es prestar especial atenci√≥n a la compra de vacunas, a los acuerdos firmados, y a los contratos que deben cumplir las farmac√©uticas‚ÄĚ, agreg√≥ el directivo de esta ONG fundada en 1989, principal referente en materia de lucha contra la corrupci√≥n en el pa√≠s y la encargada de presentar los resultados de Argentina.

Uruguay, al tope en América

En relaci√≥n a los 32 pa√≠ses medidos del continente americano, Argentina se ubica en el puesto 14, uno m√°s abajo que el a√Īo pasado. El ranking lo encabezan – al igual que en 2019 – Canad√° con 77 puntos sobre 100, Uruguay con 71, y Estados Unidos y Chile con 67 ambos.

Para TI, ‚Äúla corrupci√≥n constituye una grav√≠sima amenaza a la vida y al sustento de los ciudadanos, especialmente cuando se combina con una emergencia sanitaria. Existe una correlaci√≥n entre la ausencia de corrupci√≥n en el sector p√ļblico de un pa√≠s y un mayor gasto en sanidad‚ÄĚ. Y cit√≥ el ejemplo de Uruguay que obtuvo la puntuaci√≥n m√°s alta de Am√©rica Latina, ‚Äúrealiza una fuerte inversi√≥n en sanidad y cuenta con un buen sistema de seguimiento epidemiol√≥gico que ha sido de gran ayuda a la hora de afrontar el COVID-19 y otras enfermedades infecciosas, como la fiebre amarilla y el zika‚ÄĚ.

Respecto de Estados Unidos, que mantiene su tendencia descendente y obtuvo su peor puntuaci√≥n desde 2012, la ONG internacional analiz√≥: ‚ÄúAparte de los presuntos conflictos de inter√©s y abusos de autoridad existentes al m√°s alto nivel, en 2020 han saltado las alarmas por la d√©bil supervisi√≥n del bill√≥n de d√≥lares destinado a la lucha contra el COVID-19, en un pa√≠s con una larga historia de normas democr√°ticas que promueven la rendici√≥n de cuentas por el gobierno‚ÄĚ.

En el otro extremo de la tabla, los pa√≠ses percibidos como m√°s corruptos son Nicaragua con 22, Hait√≠ con 18 y Venezuela, en √ļltimo lugar de Am√©rica en el puesto 173, con solo 15 puntos sobre 100.

El ranking global

En un calco de lo ocurrido el a√Īo pasado, el ranking global en 2020 lo lideran nuevamente Nueva Zelanda y Dinamarca con 88 puntos sobre 100, seguidos por Finlandia, Suecia, Suiza y Singapur, con 85. El top ten lo completan Noruega con 84, los Pa√≠ses Bajos (ex Holanda) con 82, y Alemania y Luxemburgo con 80.

Y también al igual que en 2019, los países percibidos como más corruptos de los 180 analizados son Sudán del Sur y Somalia con 12, Siria con 14 y Venezuela y Yemen con 15.

‚ÄúCerca de la mitad de los pa√≠ses llevan casi una d√©cada estancados en la misma posici√≥n dentro del √≠ndice, lo que sugiere que los esfuerzos de sus gobiernos para llegar a las causas primarias de la corrupci√≥n se han paralizado. M√°s de dos tercios tienen una puntuaci√≥n por debajo de 50‚ÄĚ, advirti√≥ la ONG cuya sede central est√° en la ciudad alemana de Berl√≠n.

Para TI, en 2020, ‚Äúlas actuaciones de emergencia en respuesta al COVID-19 han revelado profundas grietas tanto en los sistemas sanitarios como en las instituciones democr√°ticas, poniendo de relieve que, en multitud de casos, las personas que est√°n en el poder o controlan las finanzas del Estado sirven a sus propios intereses, en lugar de los de las personas m√°s vulnerables. En la fase de recuperaci√≥n tras la crisis, es esencial que la lucha contra la corrupci√≥n no se quede atr√°s en sus esfuerzos por lograr un resurgimiento justo y equitativo en toda la comunidad global‚ÄĚ, concluy√≥ TI al difundir el informe que acompa√Īa el √ćndice.

C√≥mo se elabora el √ćndice

El IPC mide anualmente la percepci√≥n de la corrupci√≥n de empresarios y expertos pero s√≥lo en relaci√≥n a la conducta del sector p√ļblico, o sea en el √°mbito pol√≠tico y administrativo. Se calcula tomando 13 fuentes de datos de 12 instituciones que registran percepciones de corrupci√≥n en los √ļltimos dos a√Īos, en base a encuestas de distintas instituciones internacionales realizadas a inversores y especialistas sobre c√≥mo perciben la corrupci√≥n en el Estado.

Para incluir un pa√≠s o territorio en el √≠ndice es necesario que haya sido evaluado por un m√≠nimo de tres fuentes. La puntuaci√≥n de cada pa√≠s se determina calculando la media de todas las puntuaciones estandarizadas disponibles sobre ese pa√≠s, redondeada a un n√ļmero entero.

En el caso de Argentina, la medici√≥n se hizo en base a ocho encuestas de distintas entidades internacionales: el √ćndice de Transformaci√≥n de la Fundaci√≥n Bertelsmann, las Calificaciones de Riesgo Pa√≠s de Global Insight, el Anuario de Competitividad Mundial del International Institute for Management Development (IMD), The Economist Intelligence Unit Country Ratings, la Gu√≠a Internacional de Riesgo Pa√≠s de PRS Group, el Proyecto Variedades de Democracia, el Foro Econ√≥mico Mundial EOS, y el √ćndice de Estado de Derecho del Proyecto Justicia Mundial.

Las preguntas se refieren, entre otros aspectos, a la existencia de sobornos, el desv√≠o de fondos p√ļblicos, la falta de castigo penal o de protecci√≥n a los denunciantes, los mecanismos para obtener contratos con el Estado, la prevenci√≥n de los conflictos de inter√©s por parte de funcionarios y el acceso a informaci√≥n por parte de los ciudadanos a asuntos p√ļblicos, entre otros aspectos.

Fuente

Artículos Relacionados
ArgentinaCoronavirusMundoSalud y Entrenamiento

ūüĎŹ Argentina y M√©xico anuncian que en abril estar√° disponible la vacuna que producen ambos pa√≠ses en conjunto

MundoTecnologíaUrgentes

ūüĒĆ Bitcoin consume m√°s energ√≠a el√©ctrica que Argentina, seg√ļn la Universidad de Cambridge

ArgentinaCiencia

ūüĎŹ Las mujeres de la ciencia argentina, protagonistas en la pandemia

ArgentinaDestacadasEconomía

ūüď¶ La Argentina registr√≥ en 2020 el mayor crecimiento global en comercio electr√≥nico