馃 BTC: USD $ 0000.00 | 馃嚘馃嚪 Femicidios en 2021: 214

ArgentinaCoronavirusTrabajo

馃憠 Analizan la situaci贸n de las trabajadoras dom茅sticas y comunitarias en pandemia

Publicado originalmente en Agencia CTyS

Investigadoras del CONICET indican que, si bien al principio del aislamiento se visibiliz贸 el peso de las tareas del cuidado, ese reconocimiento no se tradujo en una mayor protecci贸n a quienes se ocupan de mantener los entornos claves para el sostenimiento de la vida hogare帽a y comunitaria.

La pandemia de COVID-19 golpe贸 severamente a diversos sectores sociales, pero el da帽o fue mayor para aquellos que trabajan en la informalidad. Seg煤n la Organizaci贸n Mundial del Trabajo (OIT), tal es el caso de tres de cada cuatro trabajadoras dom茅sticas en Argentina, territorio en el que m谩s de 1.300.000 mujeres se dedican a esta labor.

La Soci贸loga, investigadora de CONICET y docente de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM), Carolina Rosas, se dedic贸 a estudiar junto con otras cient铆ficas la situaci贸n en la que se encuentran las trabajadoras dom茅sticas en el contexto latinoamericano durante esta crisis sanitaria global, y relev贸 las diversas respuestas estatales para paliar la crisis del sector.

鈥淟o que hicimos fue documentar las dificultades que las cuidadoras migrantes y no migrantes padecieron durante la pandemia, y analizar c贸mo incidieron en ello otros obst谩culos legales de larga data鈥, cont贸 la investigadora en di谩logo con la Agencia CTyS-UNLaM.

Dra. Carolina Rosas, investigadora de CONICET y docente de UNLaM.

El cuidado no es 鈥渁yuda鈥

Rosas sostuvo que uno de los mayores obst谩culos que enfrentan las trabajadoras dom茅sticas es simb贸lico: se trata de tareas que, durante mucho tiempo, no fueron reconocidas ni como trabajo ni como cuidado. Ello acarrea importantes consecuencias materiales sobre la vida de estas mujeres.

鈥淢uchas veces se considera que el rol de estas trabajadoras no tiene que ver con el cuidado porque se encargan de mantener los entornos, pero, hoy, claramente, eso se ha cuestionado y lo que tenemos que entender es que esos entornos inciden directamente en nuestras vidas; por tanto, forman parte del mundo de los cuidados鈥, explic贸 la investigadora.

Al principio de la cuarentena, diversos sectores pusieron en agenda no solo la importancia de los cuidados sino la desigual distribuci贸n de estas tareas al interior de los hogares en funci贸n del g茅nero.鈥淓sa discusi贸n estaba muy atravesada por lo que suced铆a en los sectores medios, y se vinculaba a la sobrecarga de las madres que se ten铆an que ocupar de las tareas del hogar, de la escolaridad de sus hijos y, al mismo tiempo y en el mismo espacio, de su trabajo remunerado de manera remota鈥, reflexion贸 Rosas.

En los sectores empobrecidos, los trabajos de cuidado se despliegan en el entorno comunitario, y son tareas mayoritariamente llevadas adelante de forma gratuita por mujeres que se encargan de atender las contingencias de sus hogares y del barrio en s铆 mismo.

鈥淢iles de personas pudieron alimentarse durante la cuarentena gracias al trabajo de las mujeres que atend铆an comedores y merenderos, o sea que a su labor se le debe de forma directa al sostenimiento de la vida鈥, subray贸 Rosas, quien agreg贸 que, muchas veces, esas trabajadoras comunitarias son trabajadoras dom茅sticas que por el contexto perdieron sus empleos y no pueden acceder a otras modalidades de trabajo.

La falta de reconocimiento a la labor de los cuidados se traduce tambi茅n en las leyes que, no obstante, intentan reparar la informalidad. Por ejemplo, en marzo de 2013, se sancion贸 el r茅gimen 鈥渆special鈥 de contrato de trabajo para el personal dom茅stico mediante la Ley 26.844, pero esa misma caracter铆stica 鈥渆special鈥 que se le dio al rubro llev贸 a que esta normativa quedara por fuera de la Ley de Contrato de Trabajo que cubre a todo el resto de los trabajadores.

Rosas apunt贸 que, si bien desde la sanci贸n de la Ley la formalizaci贸n del sector aument贸 levemente, la gran mayor铆a de las trabajadoras dom茅sticas no fue registrada por sus empleadores, y es por esa irregularidad que, en el marco de la pandemia, 鈥渕uchas trabajadoras fueron f谩cilmente despedidas, se les redujo el salario o fueron obligadas a seguir trabajando aun cuando la normativa no lo permit铆a鈥.

Al problema de la informalidad laboral se suma el de las dificultades de muchas trabajadoras de origen migrante para regularizar su situaci贸n migratoria, aspecto que las expone a situaciones de violencia y, tambi茅n, a no contar con los requisitos o los recursos materiales y tecnol贸gicos para acceder a la protecci贸n social estatal.

Por ejemplo, el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), otorgado desde la Administraci贸n Nacional de la Seguridad Social (ANSES) para trabajadores desocupados y algunos segmentos de ocupados durante la pandemia, alcanzaba a cubrir al personal dom茅stico, pero en los hechos se evidenciaron dificultades para la inscripci贸n en este programa, en especial aquellas que hab铆an llegado en los 煤ltimos dos a帽os o no hab铆an podido iniciar su tr谩mite migratorio.

No obstante, si bien existen obst谩culos, Rosas valor贸 que, en materia de regulaciones y resortes estatales de protecci贸n, Argentina es pionera en la regi贸n latinoamericana y, en el contexto pand茅mico, supo desplegar una bater铆a de intervenciones p煤blicas para paliar los efectos sociales, econ贸micos y sanitarios en los sectores m谩s vulnerables. 鈥淓s necesario acompa帽ar todo este marco regulatorio con una fuerte militancia cultural鈥, concluy贸.


Art铆culos Relacionados
ArgentinaEconom铆a

馃挵 Rechazan dictar medida cautelar contra el cobro del Aporte Solidario Extraordinario

ArgentinaDeportes

馃槦 Lionel Messi qued贸 descartado y no jugar谩 ma帽ana para PSG ante Montpellier

ArgentinaDestacadas

馃憣 Defensa comprar谩 54 camiones 4x4 para el Ej茅rcito con financiamiento del Fondef

ArgentinaCoronavirus

馃憠 Qui茅nes estar谩n exceptuados de hacer cuarentena al volver al pa铆s