🇦🇷 Femicidios en 2024: 158 | ⭐⭐⭐ Días siendo campeones del mundo: 575
🇦🇷 Femicidios en 2024: 158 | ⭐⭐⭐ Días siendo campeones del mundo: 575

El Ministerio de Economía relanzó un programa de compensaciones destinado para los productores de porcinos, con el fin de morigerar el impacto de la suba de precios en la soja que se trasladó a sus productos derivados, a través de la Resolución 1062/2023 publicada hoy en el Boletín Oficial.

Con una inversión de $ 1.400 millones, el relanzamiento del Programa de Fortalecimiento Productivo Argentino destinado al sector porcino, cuya primera edición se formalizó en febrero último, busca asistir a los productores en la mitigación del incremento de los costos de alimentación de su sector productivo, mediante la asignación de una subvención basada en la relación entre el consumo de soja para alimentación y el volumen de producción.

El beneficio, al igual que en la primera edición, será financiado con los recursos incrementales de las retenciones de las diversas ediciones de los denominados “dólar soja” y “dólar agro”, parte de los cuales se utilizarán, según fija el Decreto 194/23, para programas que atiendan los efectos negativos de la sequía.

Según indican los considerandos, ante el restablecimiento de los tipos de cambio diferenciales “se registró un incremento del precio de la soja y sus derivados –entre los que se encuentra el alimento balanceado- en el mercado local”, pues se calcula que la incidencia de la alimentación en el costo de producción del cerdo oscila entre el 60% y el 70% por cabeza.

Esta situación “afectó el equilibrio económico financiero de los productores”, lo cual motivó a lanzar una nueva edición del programa.

El mismo incluye nuevas fechas para el registro de los porcinos existentes y nuevas pautas para la determinación del beneficio, dado que los parámetros de los tipos de cambio diferenciales son distintos a los de la primera edición del “dólar soja” que se utilizaron como referencia.

Una vez más, para calcular la compensación de cada productor se utilizarán datos que permitan establecer la incidencia de la soja y sus derivados en la alimentación de los animales.

Entre otras pautas, se tomará el promedio mensual de faena tomando la séptima parte de la producción de cada beneficiario expresada en kilos de carne porcina faenada entre el 1 de abril de 2022 y el 31 de marzo último y el promedio de invernada a terceros, resultado de la séptima parte del total de cabezas de lechones, cachorros y cachorras enviadas por el beneficiario a tercero con ese destino en el mismo rango de fechas.

La suma de ambos se multiplica luego por el denominado Coeficiente Soja Insumo (CSI), cifra que se obtiene a partir del promedio de la cantidad de soja o derivados necesarios para la producción.

Una vez establecida la base de toneladas de soja o derivados computables, se determinará el beneficio a razón de $ 15.500 por tonelada hasta un máximo de $ 6 millones por cada productor.

Para solicitar la asistencia, los productores deberán estar inscriptos en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa) del Senasa en las actividades Porcinos Criador Comercial, Porcinos Invernada o Porcinos Agricultura Familiar, y tener declarada su actividad como productor de porcinos ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Del mismo modo, deberán haber registrado existencias de porcinos entre el 10 de abril y el 31 de mayo último.

Cumplidos esos requisitos, los productores deberán ingresar al sitio web de la AFIP (www.afip.gob.ar) con clave fiscal, y luego al servicio “Secretaria de Agricultura, Ganadería y Pesca – Autogestión SAGyP”.

Allí se les solicitará una casilla de e-mail e ingresar una Clave Bancaria Uniforme (CBU) donde se recibirá el beneficio en un único pago.

Una vez enviada su solicitud, la AFIP y el Senasa realizarán las comprobaciones de los datos y, posteriormente, la Secretaría de Agricultura aprobará la nómina de beneficiarios con sus compensaciones correspondientes.

Share.