🇦🇷 Femicidios en 2024: 97 | ⭐⭐⭐ Días siendo campeones del mundo: 489
🇦🇷 Femicidios en 2024: 97 | ⭐⭐⭐ Días siendo campeones del mundo: 489

Los rescatistas japoneses procuraban hallar sobrevivientes en medio de fuertes lluvias y el riesgo de deslizamientos, tras el fuerte terremoto de magnitud 7,5 que afectó el centro del país en Año Nuevo y causó al menos 55 muertos

El sismo de magnitud 7,5 del 1 de enero estremeció la prefectura de Ishikawa, en la isla principal de Honshu, provocó olas de tsunami, desató un incendio y destrozó carreteras.

La península de Noto fue la más golpeada, con varios edificios consumidos por el fuego y casas destruidas.

El gobierno regional anunció la noche del martes que 55 personas fueron confirmadas como muertas y 22 heridas de gravedad, informó la agencia de noticias AFP.

Empero, se teme que el saldo aumente, en momentos en que los trabajadores buscan entre los escombros en medio del mal tiempo y las réplicas del sismo.

El gobierno del primer ministro Fumio Kishida tenía previsto celebrar una reunión de emergencia la mañana del miércoles para discutir la respuesta a la tragedia.

Kishida insistió la noche del miércoles que “es una carrera contra el tiempo” dada la cantidad de personas atrapadas en los edificios colapsados, según la red NHK.

La Agencia Meteorológica Japonesa (JMA) emitió una alerta de fuertes lluvias para Noto, lo cual aumentó la urgencia de los operativos.

“Estén atentos a deslizamientos hasta la noche del miércoles”, señaló la agencia.

En la ciudad costera de Suzu, el alcalde Masuhiro Izumiya dijo que “casi no quedan casas en pie”.

“Cerca de 90% de las casas (del pueblo) están completamente o casi completamente destruidas. La situación es realmente catastrófica”, declaró el alcalde, citado por la red TBS.

Una mujer en un refugio de la localidad de Shika dijo a TV Asahi que no había podido dormir por las réplicas.

“He estado con miedo porque no sabemos cuándo será el próximo sismo”, expresó.

Casi 34.000 casas seguían sin electricidad en la prefectura de Ishikawa, según la empresa energética local, mientras varias ciudades están sin agua.

Los trenes bala y las autopistas volvieron a abrir luego de que miles de personas quedaron varadas, algunas por hasta 24 horas.

El sismo tuvo una magnitud de 7,5 según el Servicio Geológico de Estados Unidos, mientras que la agencia japonesa JMA lo situó en 7,6.

La agencia japonesa precisó que más de 210 movimientos telúricos sacudieron la región hasta la noche del martes.

El sismo generó advertencias de tsunami, y provocó olas de al menos 1,2 metros que azotaron la ciudad de Wajima, pero las alarmas fueron levantadas el martes.

Japón vive cientos de temblores cada año, la mayoría de los cuales no causan daños.

El número de terremotos en la península de Noto ha crecido de manera sostenida desde 2018, según un informe gubernamental del año pasado.

El país enfrentó en 2011 un masivo terremoto subacuático de magnitud 9,0 que provocó un tsunami que dejó 18.500 muertos o desaparecidos.

También afectó la planta atómica de Fukushima, donde provocó uno de los peores desastres nucleares del mundo.

telam
Share.