🇦🇷 Femicidios en 2024: 117 | ⭐⭐⭐ Días siendo campeones del mundo: 517
🇦🇷 Femicidios en 2024: 117 | ⭐⭐⭐ Días siendo campeones del mundo: 517

Un tribunal francés decretó hoy que el certificador alemán de las prótesis mamarias defectuosas PIP deberá indemnizar a 605 mujeres por un monto de más de 10 millones de euros, tras una causa iniciada en 2018.

La denuncia fue impulsada por un total de 1.319 afectadas, en su mayoría británicas, en una sala de lo civil del tribunal de Nanterre, que dio a conocer que se “condena a la sociedad alemana TÜV Rheinland a indemnizar a 605 mujeres por los perjuicios que sufrieron”.

En mayo de 2023, la Corte de Casación de Francia confirmó la responsabilidad de TÜV y abrió la vía a la indemnización de ciertas víctimas, luego que el caso estallara en 2010 cuando se detectó una tasa anormal de ruptura de estas prótesis, fabricadas por Poly Implant Prothèse (PIP) con un gel de silicona no homologado para uso médico y empleado normalmente en equipos electrónicos.

En total, casi un millón de estas prótesis fueron implantadas entre 2001 y 2010. El número de víctimas en el mundo se estima en 400.000, muchas de ellas en América Latina, donde se presentaron denuncias en países como Argentina, Brasil y Venezuela.

El fallecimiento en 2019 de Jean-Claude Mas, fundador de PIP, puso fin a los procedimientos contra la compañía francesa, pero los procesos contra el certificador alemán, que no señaló las fallas, continuaron, consignó la agencia AFP.

El tribunal de Nanterre subrayó que “la incoherencia, desde 2002, entre la cantidad de gel encargado (por PIP) y el número de prótesis producidas había constituido una anomalía evidente en el proceso de fabricación” y que TÜV debería haberlo detectado.

La abogada de la empresa, Christelle Coslin, rechazó que la responsabilidad del certificador alemán se remonte a 2002 y dijo que aconsejará a su cliente recurrir la decisión judicial

telam
Share.