🇦🇷 Femicidios en 2024: 97 | ⭐⭐⭐ Días siendo campeones del mundo: 489
🇦🇷 Femicidios en 2024: 97 | ⭐⭐⭐ Días siendo campeones del mundo: 489

Una mujer permanecía internada en estado crítico luego de haber sido quemada en la ciudad misionera de Posadas y por el ataque está detenida su pareja, informaron fuentes médicas.

La víctima fue identificada como Ramona Isabel Morínigo (39), quien se encuentra internada en la sala de terapia intensiva del Hospital Escuela y de Agudos Ramón Madariaga de la capital de Misiones.

Según las fuentes, la mujer, madre de tres chicos de 17, 15 y 10 años, presenta daños severos en uno de sus pulmones y el 50% de su cuerpo quemado.

Por su parte, su pareja, Jonathan Páez, un albañil de 34 años, permanece detenido como acusado de homicidio agravado por femicidio en grado de tentativa.

El hecho ocurrió el domingo pasado, en una vivienda sobre calle 168 casi Humahuaca del barrio San Onofre de Posadas, donde, en medio de una discusión de pareja, la mujer fue rociada con alcohol y prendida fuego.

La víctima fue socorrida por sus padres y su hijo de 15 años, quienes la trasladaron hasta el sector de Emergencias del Hospital Escuela.

“Sigue en estado crítico, está con oxígeno, con sonda y sedada. Está como el primer día que le trajimos, toda quemada”, contó ayer a la prensa Marta Ferreira, madre de la víctima.

“Los médicos dicen que tenemos que tener paciencia y esperar porque ella se tragó el fuego, se quemó toda y no nos pueden decir si va a salir o no, tenemos que esperar día tras día, minuto por minuto”, indicó.

Respecto del hecho, Ferreira contó que su hija y el ahora detenido “estaban adentro de la pieza discutiendo y él le pidió a ella alcohol para pasarse en las piernas porque le dolían”.

“Ahí le tiró el alcohol directamente, le prendió fuego con el encendedor de él, porque fuma. Cuando ella llegó al hospital estaba consciente, hablaba, le venía contando a su hijo lo que pasó”, detalló.

Según Ferreira, el sospechoso “tomaba y quedaba loco y empezaba a agredir verbalmente, era pesado”, pero ella nunca lo vio pegarle a su hija.

“Hace dos años y medio que nosotros le permitimos que lo lleve a vivir con él porque ella vive en el mismo terreno. Primero era un hombre pasivo, muy bueno, pero en los últimos tiempos tomaba mucho y se ponía agresivo”, añadió.

telam
Share.