🇦🇷 Femicidios en 2024: 137 | ⭐⭐⭐ Días siendo campeones del mundo: 550
🇦🇷 Femicidios en 2024: 137 | ⭐⭐⭐ Días siendo campeones del mundo: 550

En diálogo con surtidores.com.ar, el subsecretario de Combustibles Líquidos Luis de Ridder, afirmó que toda acción que mejore la productividad y que sea demandada por los conductores, es factible de ser implementada.

En diferentes países del mundo, conviven el autoconsumo de combustibles y la operatoria tradicional, pero a nivel nacional, son varias las provincias que tienen prohibida la posibilidad de que el automovilista pueda manipular el surtidor para encargarse por sí mismo de cargar nafta, gasoil o GNC en su propio vehículo.

No obstante esta limitación, la modalidad comenzó a ser bien vista por el Gobierno. Así lo confirmó el flamante subsecretario de Combustibles Líquidos, Luis de Ridder, quien expresó ante la consulta de este medio, que “toda acción que mejore la productividad, permita reducir el tiempo de carga y que además que sea demandada por los conductores, hay que tratar de implementarla”.

El funcionario, sin embargo, considera que solo podría ser aplicable en las metrópolis, porque fuera de ellas “quizás haya inconvenientes de falta total de bancarización”.

La posibilidad de instalar el sistema “self service” había cobrado fuerza hace algunos años durante la gestión de Mauricio Macri. En aquella oportunidad, la Secretaría de Energía había propuesto una iniciativa cuya característica principal era no ser obligatorio y que aquellas Estaciones de Servicio que lo utilizaran, debían compartir con el modo “asistido” por un operario.

Asimismo, la normativa en cuestión obligaba a que siempre haya personal de refuerzo por razones de seguridad, que se debía disponer de guantes para los usuarios y la instalación de un botón que apague automáticamente el surtidor.

Ventajas

Según detallan especialistas del sector, entre las ventajas que ofrece este sistema se destacan:

Mayor seguridad en las operaciones, pues se evitan asaltos al personal, así como pérdidas monetarias o errores de cálculo.

Posibilidad de reducir el precio al consumidor final.

Las plataformas de pago son seguras y eficaces, además de que el resguardo de efectivo es completamente seguro.
Mayor eficiencia operativa, lo que también se traduce en eficiencia de costos y reducción de gastos. De esta forma se permite invertir en otras áreas de oportunidad, generar ahorros y rentabilidad hacia el futuro.

La automatización permite una mejor y mayor recopilación de datos, desde información de gasto/consumo, horarios de afluencia, o hábitos de consumo, lo que permite una toma de decisiones de negocio basada en datos reales.

La reducción de costos brinda la opción de ofrecer promociones o mejores precios en energéticos u otros productos, lo que mejora la relación con los usuarios e incluso se pueden pensar en planes de recompensa o diferentes beneficios que logren atraer a más clientes fidelizados.


Publicado originalmente en Surtidores

telam
Share.