Vladímir Putin, con 65 años, ganó las elecciones presidenciales rusas con el mejor porcentaje de la historia: 76,66% de los votos con el escrutinio casi finalizado, con el 99,8% de los votos. El mandatario, que se hizo con el equivalente a 56,2 millones de votos.

El segundo más votado fue el Pável Grudinin, que logró el 11,8 % de los votos (unos 8,6 millones de electores); seguido por Vladímir Zhirinovski, con el 5,6% (alrededor de 4,1 millones). La periodista Ksenia Sobchak, la tercera mujer en participar en unos comicios presidenciales en la historia de Rusia, logró 1,2 millones de votos (el equivalente a un 1,67 %), mientras que el histórico líder liberal Grigori Yavlinski consiguió el respaldo del 1,04 % de los votantes, según datos de France Presse. Los otros tres candidatos presidenciales no superaron la barrera del 1%.

elecciones rusia

Putin asisitió a un concierto que se celebraba en el centro de Moscú para conmemorar el cuarto aniversario de la anexión de Crimea. En el escenario agradeció a sus seguidores el apoyo prestado y el resultado conseguido. El líder ruso dijo, “ha ganado nuestro gran equipo nacional” y “nos espera el éxito”. “Necesitamos la unidad para avanzar”, ante una multitud exaltadísima que empezó a gritar: “Rusia, Rusia”.

En una rueda de prensa posterior, el presidente ruso pidió “unidad” para realizar “un salto radical” e insistió en la idea de “equipo”. El mandatario interpretó su victoria como un “reconocimiento” de lo hecho, “confianza” por lo que hace y “esperanza” por lo que se hará. Sobre posibles cambios en el Gobierno, Putin afirmó que decidirá al respecto tras su investidura, el próximo mes de mayo.

Categorías: Notas y Noticias