Dicen que los países nórdicos siempre van un poco más avanzados que el resto del planeta. No sé si es por el frío, por las pocas horas de luz en invierno, la calidad e innovación educativa o por el altísimo costo de su vida, pero lo cierto es que, en Escandinavia, por ejemplo, el cuidado por la naturaleza es algo primordial, y este nuevo movimiento «Plogging», es una muestra clara del tema.

Si tuvieron la suerte de pasear por las calles de cualquier ciudad noruega recientemente se habrán topado con un elevado número de autos, motos y scooters eléctricos circulando. Y esto a pesar de ser una de las principales potencias en la producción de petróleo. Es solo una muestra del cuidado por el medioambiente que tienen países como Noruega, Finlandia o Suecia. Es en este último país donde acaba de nacer una nueva disciplina deportiva amateur que combina el running con recoger de residuos del suelo. Plogging es la combinación entre los términos ‘correr’ en inglés y ‘recoger’ en sueco.

Para practicar el “plogging” basta con ponerte tus zapatillas, jogging o calzas, una bolsa de las que te dan en el supermercado.

Entonces mientras vas viendo la basura por donde vayas corriendo tenés que hacer una breve parada, juntarla del suelo y ponerla en la bolsa. Puede que te joda el promedio y ese reloj Garmin carísimo ya no tenga tanto sentido, pero vale la pena.

El “plogging” nació en el año 2016 en Suecia, sin embargo ahora se está empezando a popularizar debido a que en muchas ciudades de Inglaterra ya se puede ver a corredores con bolsas para recoger latas, botellas, otras bolsas, cartones, etc. Mirá este video de la Deutsche Welle para enterarte todo.

Categorías: Videoteca