🤑 BTC: USD $ 0000.00 | 🇦🇷 Femicidios en 2022: 303
Destacadas

Sobre Semana Santa, tradiciones e inmigrantes

Las pascuas en las diferentes partes del mundo se celebran de distinta manera.  Hay países que tienen tradiciones muy arraigadas como por ejemplo Alemania, Ucrania, Suiza y que explican algunas de las formas que podemos ver en la provincia de Misiones, traídas por los inmigrantes a la tierra colorada.

En Alemania, Pascua es conocida como “Ostern” y la conmemoración comienza una semana antes, el Domingo de Ramos, marcando la entrada de Jesús a Jerusalén. La semana previa a la Pascua se conoce como Semana Santa, o “Karwoche” en alemán. Luego siguen el Viernes Santo (Karfreitag), el sábado de pascua con los fuegos (Ostersamstag), el domingo de pascua (Ostersonntag) y para terminar el lunes de pascua (Ostermontag).

El Karfreitag (Viernes Santo), el día de la crucifixión de Jesús, es un día festivo en Alemania, al igual que el lunes después del Domingo de Pascua. Sin embargo, no creas que se puede disfrutar del fin de semana largo haciendo “quilombo”. En 12 estados de Alemania los eventos con música a un volumen alto están prohibidos durante todo el Viernes Santo.

¿Porque se celebra la pascua?

Hay diferentes tradiciones cristianas y no cristianas donde se celebra la resurrección de Jesús (Cristianismo) pero también se festeja el final del invierno y el despertar de la naturaleza. Las tradiciones de Pascuas en Alemania incluyen los huevos pintados (como acá), fuego y árboles (¿te suena algo así en diciembre?). La Pascua es percibida por el Cristianismo como la fiesta más importante del año litúrgico. Por eso las iglesias, capillas y altares se decoran con velas y con mucho verde. En Alemania se utilizan sobre todo las ramas de abedul, como símbolo de la nueva vida.

Los elementos más característicos y protagonistas imprescindibles de la decoración de la Pascua alemana son:

El conejo de Pascua (Osterhase)

Durante el domingo de resurrección la figura de un conejo trae huevos de Pascuas a los niños. (Esta es una de las tradiciones más importantes porque las primeras huellas del conejo de Pascuas aparecieron en un libro del siglo XVII en Alemania). El conejo recorre casas y jardines dejando huevos de chocolate y otros dulces a los niños. La gran diversión de los pequeños es salir a correr por el patio con una cesta para encontrarlos. Spoiler alert! También allá son los padres.

Los huevos (Ostereier)

Los huevos están por todas partes en Alemania en estas fechas. Los árboles, las calles, las cestas, están decoradas de huevos. Los “de verdad” son huevos cuidadosamente vaciados haciendo dos pequeños orificios (uno en cada punta) y soplando por uno de ellos, hasta vaciarlos completamente. Cuando los huevos ya están vacíos, se pintan con pintura especial. Generalmente son huevos blancos para que puedan pintarse mejor. Se encuentran desde huevos pintados homogéneamente de un único color hasta verdaderas obras de arte con purpurina y trocitos de tela. Cuando se terminan de pintar y están secos se los rellena y se los guarda para esconderlos en el patio para que los encuentren los chicos, se los pone en canastas o, como tercera opción, se les pone un “hilito” para colgarlos del árbol de Pascuas.

El conejo, al igual que el huevo, representan la fertilidad. Según la leyenda la diosa germánica de la primavera, Ostara, le dio su nombre a ésta fiesta, en alemán llamada “Oster”. Por ello, la celebración de la Pascua siempre ha sido una época feliz, que se festeja por la llegada oficial de la primavera.

El árbol de Pascuas

Generalmente cada familia, el Jueves Santo, luego de pintar los huevos de pascuas, los cuelgan en las ramas de un árbol, además de adornar sus hogares con flores típicas de la primavera. Como en navidad, pero con huevos rellenos.

La hoguera de Pascua (Osterfeuer)
En algunas ciudades del norte la noche del Domingo de Pascuas se encienden hogueras gigantescas, con el objetivo de echar a los malos espíritus y dar la bienvenida a la primavera. Éste rito está relacionado con la liturgia católica y en algunas casos, se queman arboles de la navidad pasada, que fueron guardados especialmente para esta fecha.

Festivales

  • En el distrito de Lippe, en un pueblo llamado Lugüese realiza el Osterraeder, en el que se encienden seis ruedas de madera y se dejan caer en llamas sobre las colinas. Esta tradición se remonta al siglo VIII, que simboliza la victoria del sol sobre el invierno.
  • En la ciudad de Berlín, en el Monasterio de Chorin se lleva a cabo el festival Claustro de Pascua, que presenta una exhibición, un desfile, conciertos, obra de la Pasión de Cristo, caballeros vestidos al estilo medieval, entre otros.

Todo esto, hace que la Semana Santa en Alemania sea mágica, intensa y hasta espiritual.

Suiza suele tener casi las  mismas tradiciones que las de Alemania, pero con un agregado: El día domingo es muy tradicional comer chivito o cabra. También ese día suelen jugar un juego que consiste en que un adulto tire una moneda a los huevos de Pascuas pintados de los chicos. Si el huevo queda intacto, entonces el nene o nena puede quedarse con la moneda. Pero si lo rompe, el adulto se queda con la moneda y el huevo. La idea es regalarle a los chicos algunas moneditas, pero de manera divertida.

En las tradiciones ucranianas, la semana previa al Domingo de Pascuas, se la llama Semana Blanca o mejor dicho “Strasna Nedilya”. Al jueves Santo en algunas regiones de Ucrania la llaman “la pascua de la muerte”, porque el pueblo cree que los espíritus ancestrales toman parte de la liturgia realizada en ese día.

El Viernes Santo (Strastna Pyatnyzya – “Страстна п´ятниця”), es llamado de esta manera por ser el día de la muerte de Cristo. En las Iglesias se instala el “Santo Sudario” sobre el sepulcro de Cristo, y se celebra con gloria y devoción el canto de los maitines (Ierusalemska Utreña). El sábado santo, las familias preparan sus canastas de alimentos para luego bendecirlas. Los detalles de las canastas, como así los alimentos que la componen pueden variar, dependiendo de las regiones, pero en las mayoría de los casos dicha canasta esta forrada con un rushnyk (toalla bordada), que representa la sábana de lino en la que el cuerpo de Cristo ha sido envuelto (según el Cristianismo), adornadas con flores.

La canasta de Pascua festiva debe tener las siguientes comidas:  Paska (pan), pesanky, krashanky (huevos de pascua), kubazka (salame), carne de cerdo, ricota, mantequilla, raíz picante, mostaza, sal. Cada uno de estos alimentos tienen un significado especial. Sobre todo Los huevos: los hervidos y descascarados se utilizarán en la comida del domingo ; los pintados de un solo color llamados “Krashanka” y los pintados con distintos diseños y colores llamados “Pisanka” se utilizan como adorno y para regalar a los seres más cercanos.

La decoración de los huevos de pascua es una antiquísima tradición ucraniana de la que se ocupan habitualmente los adolescentes y las mujeres de la casa. Los “pisanka”, decorados con diseños y colores inapropiados pierden el significado profundamente pascual que los caracteriza. Por ese motivo buscan mantener las tradiciones que resaltan la santidad de la “pisanka” como un signo de vida nueva.

El Domingo el saludo tradicional de ese día es: “Jrestos Voskres” (Cristo ha resucitado) que es respondido con “Voïstenu Voskres” (realmente resucitó).

Al finalizar la Divina Liturgia del Domingo de Pascuas, el sacerdote bendice el pan (Artos) que se repartirá el domingo siguiente (Santo Tomás), para significar que Cristo es el verdadero pan de vida eterna  El Domingo de Pascuas es una celebración compartida. Ese día se debe reunir toda la familia con abuelos, tíos, tías y nietos en el mayor número posible de integrantes. El canasto con la comida bendecida es colocado en un lugar principal ante las representaciones de los Santos y esa comida el jefe de la familia la compartirá con todos los presentes.

telam