La decisión de elegir una casa o un departamento es a veces un tema de fanáticos como el fútbol y otras puede ser adaptada a las necesidades del momento. Es muy difícil de convencer a quien se crió en una casa de las ventajas del departamento y viceversa, pero además es una cuestión personal, que es muy importante y no debe despreciarse, en el momento de elegir entre una casa o departamento tener estas consideraciones:

  • Una casa suele ser más cara, fundamentalmente, por la incidencia del precio del terreno.
  • El dueño de una casa hace en ella lo que quiere. En el departamento tiene limitaciones impuestas por la propiedad colectiva.
  • El dueño de una casa debe hacerse cargo de todo su mantenimiento, mientras que en los departamentos por lo general hay una administración y un portero que cumplen funciones que en una casa significan tiempo y esfuerzo del propietario.
  • En un departamento se pagan expensas comunes todos los meses y esto es algo que se siente de modo concreto, pero en una casa se gasta en casi los mismos rubros de modo difuso.
  • La principal carga de los departamentos – que no existe en las casas – son los ascensores, el portero y los honorarios del administrador.
  • Es una casa el propietario decide que hacer, cuando hacer el gasto y por lo tanto fija las prioridades, cosa que en la vivienda colectiva es responsabilidad del consorcio -una entidad que a veces es muy abstracta o de difícil acceso- y que puede generar conflictos de todo tipo.
  • Para muchos la principal ventaja de las casas es la disponibilidad de un terreno exclusivo. Un departamento, a pesar de los balcones terraza, nunca puede ofrecer estas facilidades, cuya contrapartida es el esfuerzo que cuesta mantenerlas.

¡Para saber más sobre la compraventa de inmuebles, visitá la página de Javier!

Y acá podés saber más sobre él 👇

Javier

Categorías: Noticias destacadas