Fue en Mogi das cruzes, en San Pablo cuando la mujer y otros padres iban a una actividad organizada por la escuela para celebrar el día de la madre. El delincuente apuntó a madres e hijos frente al colegio de Sao Paulo, pero una resultó ser policía.

Una cámara de seguridad logró mostrar cómo fue la actuación de la policía. La agente Katia Sastre estaba en uno de sus días de descanso llevando a su hija al colegio para una actividad del día de la madre cuando, de repente, un hombre se acerca al grupo de personas y saca una pistola para intimidarlas.

De inmediato, la policía reaccionó, sacó el arma que llevaba y se acercó al delincuente. Por un instante los dos se estaban apuntando, pero la mujer alcanzó a disparar antes. Una cámara de seguridad registró el instante de tensión que se vivió en plena calle.

Categorías: Notas y Noticias