El protocolo utiliza contratos inteligentes sobre Ethereum para garantizar préstamos a cualquier parte del mundo