Un tramo de viaducto en la ciudad italiana de Génova (noroeste) se ha derrumbado este martes y las autoridades buscan damnificados entre los vehículos caídos al vacío, según confirmó el Cuerpo de Bomberos. Fuentes oficiales hablan de al menos 11 muertos y decenas de heridos.

Se trata del puente Morandi sobre la autopista A10, del que se desplomó un tramo de cuatro carriles, dos por sentido, de unos cien metros de longitud.

El ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli, sigue «con la máxima aprensión» lo sucedido en Génova que se perfila, dijo en Twitter, como una «inmensa tragedia».

Se teme que algunos vehículos puedan estar debajo de los escombros, por lo que los equipos de emergencia que se han desplazado al lugar están empleando perros de búsqueda. Los medios apuntan a que puede haber una decena de vehículos afectados.

Por el momento, la agencia de noticias italiana ANSA habla de un primer superviviente que ha sido rescatado de entre los escombros y llevado a un hospital en helicóptero.

La Policía informó del derrumbe y explicó que se produjo después de «una violenta tromba de agua».

El puente fue construido en la década de 1960 y une la autopista A10, que llega desde la frontera de Francia, con la A7 hacia Milán (norte). El viaducto transcurre sobre una zona urbana en la que hay centros comerciales, edificios residenciales y áreas industriales.

Categorías: Notas y Noticias