Los gobernadores de la oposición al gobierno nacional, que son mayoría, planean desdoblar los comicios provinciales de los nacionales para el 2019 y evitar así enfrentarse al partido gobernante con sus recursos y estructura. En Buenos Aires, María Eugenia Vidal también iría por el desdoble electoral aunque el presidente Mauricio Macri se opone a esa alternativa. Pulseada de los dos presidenciables de Cambiemos en puerta.

El Gobierno nacional presentó en 2016 un proyecto de reforma electoral donde intentaba, sin éxito, la unificación de la convocatoria electoral de todos los niveles de gobierno. La justificación de Nación es la necesidad de reducir el costo de las campañas electorales, pero en realidad lo que se buscaba era maximizar el “efecto arrastre” que siempre tienen los oficialismos nacionales. La iniciativa, finalmente, no prosperó.

La atribución de convocar a los comicios provinciales le corresponde a cada gobernación y algunos distritos tienen la obligación por ley de ir separados de la Nación. Ante un escenario político cada vez más incierto, con las causas de corrupción en crecimiento (lo cual profundiza el malestar social) y en un contexto económico que se agrava día a día, la mayoría de los mandatarios opositores adelantará sus elecciones para desentenderse de lo que ocurra a nivel nacional. Buscan evitar quedar «pegados».

San Juan ya anunció que celebrará comicios en el primer semestre, y Entre Ríos, en junio. Catamarca convoca a las urnas para marzo del 2019, abriendo el calendario para todo el país. Córdoba y Santa Fe también harán elecciones de manera anticipada. En total, hasta 18 provincias podrían despegarse electoralmente de Nación en unos comisios donde, salvo Santiago del Estero y Corrientes, todas las provincias renovarán sus gobernaciones.

Salvo Corrientes, los demás distritos gobernados por Cambiemos irán junto a Nación a las urnas, por lo que votarían el 11 de agosto para las P.A.S.O. y las generales el 27 de octubre.

¿Y Mariu Vidal?

La legislación vigente indica que el calendario electoral de la Provincia de Buenos Aires debe estar unificado con la Nación, pero hay rumores que indican que Vidal estaría masticando la posibilidad de desdoblar los comicios bonaerenses para neutralizar el arrastre de Cristina Kirchner en el conurbano, territorio que concentra dos tercios del padrón electoral provincial.

¿Y en Misiones?

«La gobernabilidad con gobernabilidad se paga» y como Nación no viene muy cumplidora con su parte del trato, la provincia iría también por la diferenciación de fechas para elegir gobernador, vice y la mitad de los legisladores, haciéndole sentir la presión de la experiencia territorial a Cambiemos y dándole la oportunidad a partidos chicos de quedarse con algunas bancas en la Cámara de Diputados para evitar que se tiña de solamente dos colores.

¿Se acuerdan de Massa?

Sergio muere porque María Eugenia desdoble, porque eso le daría un empujón importante con los intendentes de peronistas que o no quieren o no pueden ir en una lista con CFK.

El entorno cercano del Presidente no está chocho con la idea de Vidal, porque saben que es fundamental contar con el impulso que implica la figura de Mariu. Así que la interna de Cambiemos ya arrancó y el ganador será quien decida cómo se presentará la alianza en 2019.

Etiquetas: