El caso del herrero de 50 años de apellido Pereira tuvo un cierre con gusto a poco. El violador reconoció su delito y los magistrados del Tribunal Penal 2 de Posadas condenaron a Pereira a seis años de prisión con costas, por el delito de “abuso sexual gravemente ultrajante y abuso sexual con acceso carnal, tres hechos en concurso real”. Cuando Pereira cumpla su condena y salga de la cárcel, su víctima tendrá solamente 21 años y deberá cruzarse con él en las calles de la ciudad.

La historia

Un herrero de 50 años con su taller sobre la Av. Santa Cruz de Posadas, accedió a transmitirle los saberes del oficio a un chico de tan solo 13 años de quien abusó, violó, filmó en video y amenazó con difundir el material si dejaba de ir al taller. El menor, aterrado ante la posibilidad de que se viralicen esos videos, siguió yendo a cumplir con su rol de aprendiz de herrero donde era abusado mediante amenazas y chantajes.

Roberto Ramón Pereira es un herrero evangélico de 50 años de Posadas y luego de enseñarle sobre el oficio durante dos meses, comenzó a abusar del joven. Lo hacía dos o tres veces por semana, desde mayo de 2015 hasta marzo de 2016, cuando colapsado, el menor contó sobre los abusos de Pereira a su madre, quien radicó la denuncia y a las pocas horas el abusador fue detenido por la Policía de Misiones.

Etiquetas:
Categorías: Notas y Noticias