Se cayó la sesión especial en Diputados, esta vez era para tratar la emergencia educativa. Mientras miles de maestros, profesores y estudiantes se movilizan para defender la educación pública (afuera del Congreso por ejemplo), en Diputados fracasó la sesión especial convocada para tratar proyectos de ley vinculados a la crisis de financiamiento del sistema. El oficialismo no bajó al recinto y la oposición quedó a siete legisladores del quórum.

Los diputados de la alianza Cambiemos y sus aliados hicieron fracasar por falta de quórum una sesión especial convocada por sectores de la oposición. La convocatoria en la Cámara de Diputados había sido impulsada por el bloque del Frente para la Victoria-PJ, pero el pedido reunía también las firmas de integrantes del interbloque Argentina Federal, del Frente Renovador, del Movimiento Evita, del Frente de Izquierda y de Unidad Justicialista de San Luis.

Entre todos los bloques lograron reunir a 122 diputados, siete menos de los 129 requeridos para dar inicio al debate sobre tablas. “Miles de personas en la calle y en Diputados la sesión se cayó por falta de quórum. Cambiemos ha decidido, una vez más, darle la espalda al pueblo”, criticó el diputado y titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky.

Los legisladores que se dieron cita en el recinto estuvieron esperando durante 45 minutos hasta dar con el número necesario para que la sesión comenzara. Hasta que a las 12:15, una vez pasado el tiempo reglamentario, el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, declaró «fracasada» la sesión y habilitó las expresiones en minoría.

Por su parte, Daniel Filmus, del PJ-FpV, dijo “sentir vergüenza e indignación” por la intención del oficialismo de “paralizar el Congreso”. “Pretendíamos debatir sobre la situación de emergencia educativa y discutir las políticas públicas que necesita el país”, resaltó.