Un deslizamiento de tierra ocurrido este sábado en un cerro de Niterói, en la región metropolitana de Río de Janeiro, tras días de intensas lluvias deja como saldo no menos de 14 muertos y 11 heridos, además hay 4 personas desaparecidas. Entre los fallecidos había cuatro menores.

La tragedia ocurrió durante la madrugada, cuando un total de nueve casas y una pizzería recibieron el impacto de una enorme piedra, recubierta de espesa vegetación, que se desprendió de la ladera en el cerro Boa Esperança, en el distrito de Piratininga.

Llovió mucho en los últimos dos días, Niterói estaba en estado de atención y alerta (…). Las comunidades estaban avisadas sobre esta situación con recomendación de buscar lugares seguros para habitar”.

Roberto Robadey, comandante del cuerpo de bomberos

Alrededor de 200 efectivos, entre bomberos y miembros de la policía militar de Rio de Janeiro, trabajan sin descanso para hallar entre los escombros rastros de desaparecidos, con la ayuda voluntaria de vecinos y curiosos que se acercaron al lugar, un cerro de casas precarias, a menudo construidas en terrenos inestables.

Hasta la noche, once personas habían sido rescatadas y cuatro personas seguían desaparecidas, informó una portavoz de Defensa Civil.

Los heridos fueron llevados a hospitales y la búsqueda de sobrevivientes continúa hoy domingo.

Categorías: Notas y Noticias