El controversial y mediático, pero también apoyado por un gran sector de la Argentina, diputado nacional por la provincia de Salta Alfredo Olmedo, cumplió su anhelo de encontrarse face to face con el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro.

Olmedo viene reivindicando todas las banderas del líder del país del otro lado del Río Uruguay y tras este encuentro su community manager largó: “Fui recibido por el electo presidente de Brasil en una reunión distendida dialogamos sobre las ideas y los proyectos para nuestras naciones, sobre ‘no’ ideología de género, la familia como base de la sociedad, el orden y Dios sobre todas las cosas”. Qué paja cuando los políticos se ponen religiosos.

A juzgar por la cara de Jair, el portugués no es lo de Alfredo.