Era la incógnita política de los últimos días. Esta es una decisión de alto impacto en el escenario electoral nacional, ya que la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, decidió que finalmente no desdoblará las elecciones bonaerenses. Entonces todos los cargos provinciales se definirán en octubre, junto a los comicios presidenciales. Según publicó La Nación, esta tarde, las elecciones de provincia de Buenos Aires serán en octubre, en conjunto con las presidenciales. 

El jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, confirmó al medio La Nación que «la gobernadora María Eugenia Vidal resolvió no desdoblar las elecciones bonaerenses, y ya se lo informó al presidente Mauricio Macri y al jefe de Gabinete, Marcos Peña. En el gobierno nacional fue bien recibido». La decisión fue adoptada hoy por la gobernadora, en una reunión de evaluación que mantuvo con su jefe de Gabinete.

Según explicó el funcionario provincial «la decisión se tomó pensando en los bonaerenses, porque la gobernadora no quiere que voten tantas veces y tampoco cambiar las reglas de juego tan cerca de la fecha electoral. Tampoco quiere aparecer especulando con eso, como ocurre con otros gobiernos provinciales, como por ejemplo La Rioja».

Pero hay otro motivo

Salvai también reconoció que en un segundo orden también influyó la cuestión económica, ya que desdoblar la elección hubiese tenido un costo adicional.

Vidal en los últimos días mantuvo varios encuentros con el presidente Mauricio Macri. La posibilidad de anticipar a junio las elecciones en Buenos Aires era impulsada por un sector de Cambiemos cercano a la gobernadora, que consideraba más beneficioso para sus intereses separar las dos votaciones.

Macri nunca estuvo convencido de la idea: por un lado, la veía como una señal de debilidad para su propio proyecto de reelección y por otro, consideraba que las opciones del oficialismo crecerían hacia finales del año, cuando prevé que empiece a sentirse un repunte en la economía.