Un asaltante encontró la muerte de una manera inesperada: sufrió un infarto en pleno atraco y quedó tendido sin vida al lado del auto de su víctima, un pastor evangélico de la localidad brasileña de Guarulhos, San Pablo.

La impactante escena, ocurrida el pasado domingo, fue registrada por una de las cámaras de seguridad colocadas en la vía pública.

Tres ladrones rodearon un auto, en el interior estaban un pastor evangélico y su familia, según confirmó el canal de televisión brasileño SBT. Cuando se encontraban a segundos de concretar el robo, ya habían logrado abrir una de las puertas del vehículo, uno de los asaltantes cayó desplomado a la calle.

Los dos cómplices intentaron levantarlo pero no lo lograron y escaparon corriendo del lugar. Luego, las autoridades confirmaron que el delincuente que se desvaneció ya había fallecido producto de un ataque al corazón. La Policía de San Pablo intenta atrapar a los dos cómplices.