Desde Güirá Oga, el refugio de animales silvestres ubicado en Puerto Igauzú, compartieron en su página de Facebook la gran noticia de la semana: La cría de Ocelote que ingresó a su centro a mediados de enero, tras el atropellamiento de ella y su madre por parte de un colectivo en el ingreso al Parque Nacional Iguazú, se encuentra bien, ya se cumplió su periodo de lactancia y ahora se alimenta sola.

El animal fue rescatado por el personal de Parques Nacionales, tras el atropellamiento de la madre que, lamentablemente, llegó ya sin vida al refugio. En Güirá Oga le proveen a la cría los cuidados necesarios para alcanzar el principal objetivo que es su futura liberación.