Parece parte del guión de una película, pero las denuncias con vehículos de similares características sonaron en las redes sociales toda la semana en Posadas.

Verónica Blanco caminaba por López Torres cuando fue interceptada e intentaron subirla contra su voluntad a un vehículo.


Luego del primer tweet, sigue escribiendo el hilo: «Cuando frena la camioneta cerca mío se baja uno de ellos y salí a correr. Y por suerte las escaleras y entradas ahí son altas pude subir. Se subió y se fueron. Cuídense y denuncien, no puede ser que esto siga pasando, que nos sigan acosando, secuestrando, golpeando y abusando. Escribo esto llorando y con un horror de que sigan pasando estas cosas. No somos exageradas, lo mío fue un susto y ojalá a nadie le pase. No quiero tener más miedo».

Entre las historias de Instagram circulan varios relatos similares, en diferentes puntos de la ciudad. 

 

Etiquetas: