La demanda presentada por las provincias que iniciaron la acción es con respecto a las modificaciones en los impuestos a las Ganancias, IVA y Monotributo, que disminuirá los recursos que reciben por coparticipación.

Desde el gobierno provincial confirmaron que la presentación está redactada, pero prefirieron esperar a ver las respuestas que ofrece la Nación. Lo mismo hicieron Río Negro y Neuquén.

El Gobierno de Misiones decidió no acompañar el reclamo judicial que iniciaron este lunes trece provincias contra el Gobierno Nacional por las modificaciones en los impuestos a las Ganancias, IVA y Monotributo, que le causará una disminución de los recursos que reciben por coparticipación.

En total fueron doce los mandatarios provinciales que hicieron efectiva la presentación ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación exigiendo la suspensión de las últimas medidas que Mauricio Macri anunció tras su derrota ante la fórmula Alberto Fernández -Cristina Fernández de Kirchner.

Las doce demandantes son: Santa Fe y Santiago del Estero (que no corresponden al peronismo) y otras diez alineadas políticamente con el Frente de Todos: Formosa, Tierra del Fuego, Catamarca, Chubut, La Pampa, La Rioja, San Luis, Santa Cruz, Tucumán y San Juan. A éstas se suma Salta, donde Juan Manuel Urtubey lidera la ofensiva. El gobernador recibía hace algunos minutos varias llamadas para que se baje y continúe negociando.

Misiones aparece en el lote de otras cuatro provincias que tienen lista la medida pero esperan, junto a Chaco, Neuquén y Río Negro. Los ministros de Economía de estas cuatro recibieron llamadas de Alejandro Caldarelli, secretario de Provincias del Ministerio del Interior quien ofreció algún tipo de acuerdo.

Desde el Gobierno de Misiones, fuentes de la Casa Rosada, confirmaron que la presentación está redactada pero prefirieron esperar a ver las respuestas que ofrece la Nación. Creen que es mejor lograr alguna compensación inmediata en lugar de sostener una demanda que puede llevar años en generar alguna ganancia.

Pero aclararon que si no hay ningún avance con Caldarelli, que responde al ministro de Interior Rogelio Frigerio, harán efectiva la presentación en la justicia.

Otras que no plantearon el reclamo fueron las oficialistas (Buenos Aires, ciudad de Buenos Aires, Jujuy, Corrientes y Mendoza), además de Córdoba y Entre Ríos.

La demanda

Los gobernadores demandantes sostienen que las medidas oficialistas para “paliar” la situación económica de la clase media son inconstitucionales e implican quitas de entre 600 y 1900 millones de pesos a cada una de ellas en concepto de Coparticipación Federal.

Unificaron la estrategia e instruyeron a sus fiscales de Estado para que presenten una medida cautelar “no para frenar las medidas económicas anunciadas, sino para que no se saquen fondos a las provincias”. De hecho hubo fiscales de 16 provincias en la calle Talcahuano que posaron con sus papeles frente a la Corte, antes de recibir algunos de ellos un llamado para retirarse.