El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ordenó este martes al Ministerio de Educación que prohibiera la «ideología de género» en la enseñanza básica, cumpliendo así una promesa electoral: «combatir la ideología de género».

«He ordenado al Ministerio de Educación (…) que prepare una PL (propuesta legislativa) que prohíba la ideología de género en la enseñanza básica», escribió en Twitter.

Anticipándose a posibles críticas, el mandatario brasileño esgrimió que se basa en «el principio de protección integral a la infancia, previsto en la Constitución» del gigante sudamericano.

El líder ultraderechista llegó al poder prometiendo, entre otras cosas, «combatir la ideología de género». Hasta ahora, aunque son muchas las declaraciones que ha hecho en ese sentido, no había llevado a cabo ninguna medida para materializarlo.

Bolsonaro, que llegó a decir que su única hija fue una «debilidad» después de tener cuatro hijos, generó una fuerte reacción en los grupos feministas, que han protagonizado varias movilizaciones en su contra.