Con el objetivo de amortiguar el impacto de la finalización el próximo 13 de noviembre, del periodo de vigencia establecido en el Decreto 566/2019 en los precios en surtidor, el gobierno autorizará una suba del 5 por ciento de los combustibles y del dólar de referencia para el precio del crudo, que se establece en $51,77.

El aumento, que será reconocido para los precios en el surtidor desde el viernes 1 de noviembre, busca también prevenir eventuales problemas de desabastecimiento que pudieran ocurrir y que la SGE se encuentra monitoreando de forma permanente junto con las entidades empresarias y de consumidores.

La segunda vez

Esta es la segunda oportunidad tras el congelamiento de precios, que el Gobierno da luz verde a una actualización de las pizarras de las Estaciones de Servicio. En teoría, los valores debían permanecer inalterables desde el 9 de agosto al 13 de noviembre, pero la fuerte devaluación del peso le hizo perder vigencia al decreto 566/19.