Según informó la rectora de la Universidad Nacional de Misiones, Alicia Bohren, a la fecha el Gobierno de la Nación envió solamente un 40 por ciento del monto previsto para este ciclo lectivo en concepto de gastos para el funcionamiento. Entre éstos se incluyen también las becas y los aportes a los comedores.

Ante este panorama, el Gobierno de la provincia de Misiones le garantizó a todos los comedores la asistencia alimentaria para sus alumnos. Se encuentran distribuidos por toda la provincia, en las sedes de cada facultad como ser Eldorado, Oberá, Apóstoles, Posadas y San Vicente.

Fue el mismo gobernador Hugo Passalacqua quien luego conocer sobre la problemática, se comunicó con las autoridades de la universidad para cubrir los requerimientos necesarios y, principalmente, garantizar la comida diaria de los estudiantes.

“Es un aporte en alimentos no perecederos que para nosotros en muy importante porque nos permite llegar hasta fin de año atendiendo a nuestra política de inclusión, donde las becas de comedores son muy importantes”, manifestó Bohren. Precisó además que el total de becas de comedor que atiende la UNaM alcanzan a cinco mil en las cinco instalaciones de esta casa de estudios.

“Dado los últimos acontecimientos a nivel nacional que han generado, en el marco económico que se agudice la crisis que atraviesa el país, además de que los fondos de nuestro presupuesto que provienen de la Secretaría de Políticas Universitarias destinados a sostener las políticas de inclusión tiene un atraso de cuatro meses; y se suma a esto que el número de estudiantes que asisten a los comedores de las distintas regionales ha aumentado considerablemente, lo que impide que podamos afrontar la totalidad de los costos para el funcionamiento de los Comedores”, reza la nota donde se denunció la imposibilidad de afrontar los costos por parte de la universidad.