Con cuatro muertes registradas y nueve de los 217 pacientes contagiados confirmados en estado crítico, China informó que el nuevo coronavirus, causante de la “neumonía de Wuhan”, se puede transmitir entre humanos.

Zhong Nanshan, líder del equipo de expertos de la Comisión Nacional de Sanidad de China, precisó que dos de los 14 casos confirmados en la provincia sureña de Cantón se produjeron de esa forma.

Hasta ahora se sospechaba que este tipo de neumonía podía transmitirse por contacto humano, pero las hipótesis sobre el origen apuntaban a un mercado de marisco y pescado de la ciudad de Wuhan, en el centro-este del país, capital de la provincia de Hubei y de unos 11 millones de habitantes.

De hecho, la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó el lunes a través de su cuenta de Twitter que “lo más probable es que una fuente animal sea la fuente primaria de este brote de nuevo coronavirus”.

Medidas de prevención

El brote de este virus se da en vísperas del Año Nuevo chino, en el que decenas de millones de ciudadanos se movilizan hacia sus ciudades natales. Por eso, el Consejo de Estado chino puso en marcha una serie de medidas dirigidas sobre todo a los viajeros y a la ciudad que ha sido el epicentro del brote: Wuhan.

Allí se designaron una serie de hospitales y clínicas que tratarán específicamente a los pacientes con los síntomas de la enfermedad: fiebre y fatiga, acompañados de tos seca y, en muchos casos, de disnea (dificultad para respirar).

Además, la ciudad cerrará los mercados sospechosos de tener relación con el brote, y se incrementará el control a los animales.

El Consejo de Estado también decidió que se someta a los pasajeros a un control de temperatura en los aeropuertos, puertos, estaciones de autobuses y de tren, una medida adoptada también por Hong Kong, que añadió la obligatoriedad de rellenar un formulario con información relativa a la salud del viajero.

Estiman un aumento de casos pero un control factible

Para el epidemiólogo jefe del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de China, Zeng Guang, la emergencia constante de nuevos casos indica que la situación está en una fase inicial, y consideró que “el brote del nuevo coronavirus se puede revertir si se toman medidas ahora”, en declaraciones a la agencia estatal de noticias Xinhua.

También Zhong se mostró optimista respecto al control del virus y opinó que esta vez no se repetirá una epidemia como la del síndrome agudo respiratorio grave (SARS) -que en 2003 provocó 646 muertes (813 a nivel mundial)-, aunque no descartó un aumento de contagios durante el Año Nuevo Chino.

Por el momento, las últimas cifras divulgadas por las autoridades sanitarias chinas datan de las 18.00 hora local del lunes, con 217 casos confirmados: 198 en Wuhan, 14 en la provincia meridional de Cantón y 5 en Pekín.

Fuera de China hay dos casos confirmados en Tailandia, uno en Japón y otro en Corea del Sur.

Por eso, Australia, Estados Unidos y varios países asiáticos han puesto en marcha medidas de control a los pasajeros procedentes del país asiático, como la medición de la temperatura corporal en busca de posible fiebre, uno de los primeros síntomas de la neumonía de Wuhan.