Actualmente en su gira por Europa, Alberto Fernández logró reunirse con diferentes mandatarios incluido el Papa, para informarles e intercambiar opiniones sobre la situación socio económica por la que está pasando la Argentina.

«Estuvimos con el director de la FAO. Es un organismo dedicado al combate contra el hambre y saben cómo lo estamos sufriendo y los problemas que tenemos con el hambre. Aproveche para hablar, para cambiar opiniones, en materia de pobreza y de crisis alimentaria. Argentina después de los últimos 4 años tiene un problema serio porque el 40% está por debajo de la línea de pobreza y tiene un problema adicional que es la calidad alimentaria. No se alimentan o se alimentan mal, hay un número importante de chicos que expresan esa mala alimentación en talla, la altura y la obesidad. No crecen adecuadamente porque comen mal», dijo Fernández, respecto a su reunión con Qu Dongyu, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

«Fue una buena reunión y hablamos mucho de la producción agrícola y ganadera y cómo podemos potenciar el trabajo de la agricultura familiar, propia de la economía social. Una reunión muy útil», agregó Fernández.

«Tengo una gran admiración por el Papa. Siempre fui un católico muy crítico de la Iglesia pero cuando visite al Santo padre anteriormente me acuerdo que hablé y le dije que me generaba confianza en la iglesia ver cómo trabajaba. Es un líder moral y ético enorme. Hablamos de todo lo que le pasa a la Argentina, está muy al tanto de lo que nos pasa», señaló Fernández.

«Con el Papa el tema del aborto no se habló», explicó Fernández, y recalcó que su posición: «es un problema de salud pública».

A continuación, Alberto se refirió a las próximas postas de su gira. «Vamos para Alemania, tenemos reuniones con empresas que tienen inversiones con Argentina. El día lunes cenamos con Ángela Merkel, después volamos a Madrid y el día martes almorzamos con Pedro Sánchez. El martes a la noche vuelvo a Francia y el miércoles almuerzo con Emmanuel Macron. Tengo mucho interés en verlo»

Fernández también se refirió a la deuda de la Provincia de Buenos Aires. «Lo que sucedió es que muchas provincias se endeudaron en dólares y les cuesta mucho sostener esa deuda. No es solo Buenos Aires sino también Córdoba, Mendoza, Chubut, y en verdad son problemas que tienen que resolver las provincias».

Fernández dijo también que «es una negociación, hay que tener paciencia. Axel está haciéndolo muy bien. Los acreedores presionan porque quieren cobrar todo y rápido, pero tienen que entender que está en una situación de quiebre profunda y la Nación no puede socorrer a todas la provincias»

El congreso aprobó la renegocación por amplia mayoría, sobre esto, Alberto dijo que «es un gesto de madurez» de la clase política.

«Todos saben lo que paso en Argentina, en 2 años se multiplicó la deuda por dos y en verdad se tomó una deuda porque no se pudo pagar la que se había tomado dos años atrás, tomaron deuda y se comprometieron a pagarla en un plazo muy corto y a tasas muy altas. El mundo tiene que entender qué pasó y que no fuimos nosotros los responsables, eso es algo que iremos resolviendo poco a poco», dijo Fernández.

También, en una nota más positiva, se refirió a la economía nacional. «Nuestra mayor preocupación era lograr la economía este tranquila, que deje de estar a los saltos. Pero aun falta que se ponga en marcha, aunque parece que de a poco el consumo se va recuperando». Fernández remató afirmando que «no fuimos nosotros los que dejamos las arcas vacías»

Finalmente, en relación a la designación de Macri en la FIFA, Fernández no se explayó sobre la misma al decir: «Tengo una opinión sobre eso pero me lo guardo para mi», sostuvo en tono distendido.