Desde la Red Alto al Tráfico y la Trata (RATT), Sandra Barrios afirmó que las redes de trata no ocupan sus vehículos propios para hacer su ilegal trabajo, sino que optan por usar los servicios de taxi y remises. Por ello, es que presentarán un protocolo de intervención para que los conductores puedan ayudar a la captura de estos criminales.

Sandra Barrios, vicepresidente de la Red Alto al Tráfico y la Trata (RATT), quien también se desempeña como secretaria general del Sindicato de Taxis y Remises, informó que para combatir este delito, entre otras acciones capacitarán a taxistas y remiseros.

Barrios explicó que las redes de trata no ocupan sus vehículos para el traslado de sus víctimas, sino que optan por contratar el servicio de taxistas y remiseros.

“Por mucho tiempo fue nuestro trabajo silencioso desde el gremio de taxis denunciar cuando veíamos algún tipo de abuso”, dijo.

La titular del la RATT informó que entre otras acciones, pedirá la obligatoriedad de calcomanías informativas en los vehículos que permitan a los pasajeros y posibles víctimas, conocer los números telefónicos para hacer las denuncias.

“A partir de asumir este cargo voy a pedir a los distintos organismo que incluyan dentro de las ordenanzas que los taxis deben llevar esa calcomanía informativa en toda la provincia (…) El remisero es una pieza fundamental en todo este tema, muchas veces sin saberlo. Ellos deben saber cómo actuar, qué cosas hacer y por eso los vamos a capacitar”.