Por Ricardo Luis Martín


Sabemos que el aprendizaje es en contexto, como una de las dimensiones a contemplar; entonces la escuela tendría que  contextualizar los aprendizajes escolares a estos tiempos de cuarentena por la pandemia del COVID -19.

El contexto actual es de cuarentena, es permanecer en casa y con lo que ahí acontece. No son las aulas de las escuelas donde transcurre la enseñanza del currículo. Para eso nuestra sociedad formó profesionales, creó instituciones donde se realiza esta actividad. La familia las eligió y delegó en ellas esas funciones para educar a las nuevas generaciones en aquello que como sociedad considera relevante. De pronto esto cambió. La enseñanza del currículo en sentido estricto y amplio pasó a ser mediada por sinnúmero de alternativas posibles y muchas ideales. El desafío es concretarlo, sabiendo que los integrantes de la familia cumplen roles y funciones específicas, otras que no siguen la lógica de la enseñanza escolar. Además no fueron ni eligieron o pudieron formarse para enseñar contenidos curriculares sea del nivel educativo que pensemos. Sí acompañan lo que concierne a sus roles y funciones, como pueden, entienden o saben hacerlo.

Por ello, cuán importante sería que las actividades (tareas) que los docentes envían a sus estudiantes resulten ser más placenteras, pensadas y elaboradas con miradas holísticas dónde las áreas de aprendizajes se integren para posibilitar aprendizajes más significativos y vivenciales, que atiendan y respeten las diferencias individuales y contextuales.

Pienso en elaborar proyectos de clases semanales y/o quincenales para los distintos grados dónde, como por ejemplo y con las adecuaciones pertinentes, podrían girar en torno a cada uno que resultarán varios.

Yo, mi familia y mi comunidad

  • Me presento, con mi familia. Saco fotos, escribo el nombre, quiénes conforman mi familia, dónde nacieron, el barrio donde vivimos y vivió cada uno de ellos, ¿tienen fotos?, ¿En qué provincia de la Argentina queda o país tal vez? ¿Hablaban el mismo idioma que nosotros? Dibujo el árbol de la familia con ayuda de los adultos que me cuidan. Si no tengo papeles o cartones de librería, no importa. Las cajas de embalaje o zapatos, envases de yerba, harina, etc. se las desarma con cuidado y ahí puedo dibujar, pintar y decorar con colorantes hechos en casa y elementos que tenemos a veces también en casa y nadie los usa.
  • Mi casa y mi barrio. Lo grafico, hago una maqueta con cajas, tapas, tapitas y restos de objetos en desuso. Ayuda toda la familia. ¿Dónde está ubicado? Cuál es la dirección de correo? ¿En qué provincia de la Argentina? ¿Quiénes son las autoridades del municipio?

El dinero que ingresa en mi familia lo utilizamos para…

  • Pregunto a quien me cuida. Hago listas y dibujos. Cuento qué me gusta de lo que compra mi familia. ¿Qué me gustaría comprar cuando podamos?
  • Qué es lo que más deseo para mí y familia. Puedes volar con la imaginación. ¿Cómo puedo alcanzar algo de ello? Escribo, dibujo, hago maquetas, esculturas, disfraces, escenarios, o lo que se te ocurra. Si puedo, saco fotos para compartir.
  • ¿Cuáles son tus músicas o cantantes favoritos? ¿Cuál es la temática que trata/n? ¿Sabés dónde nacieron esos artistas? ¿Cómo fue su infancia o niñez? ¿Querés cantar y hacer un video si podés y deseas, con alguna de sus canciones para compartir con tu maestrx y compañeros de grado o curso? ¿En qué idioma canta? ¿En qué otros países hablan ese idioma? ¿Sabés traducir sus canciones? ¿Me las copiás para que la pueda conocer?’
  • Qué miedos tengo y cuáles mi familia. ¿Se lo contás a alguien? ¿Qué te respondió? ¿Cómo te enteraste de esos miedos de tu familia?
  • Conversaciones de un día. ¿Con quién? ¿De qué hablamos? ¿Que aprendí?

Lo que más me gusta de estar en casa es…

  • Mis juguetes y juegos preferidos: saco fotos, dibujo armo esculturas con masa, plastilina, migas de pan, hago collares con botones, semillas fideos etc. Hago cuadros con restos de cosas que van a la basura como ser botellitas, tapitas, cajitas, papeles de envoltorios, bolsas plásticas y de cartón, hacemos pegamentos caseros, siempre recordá que no hace falta ni tenemos que salir de casa. Con lo que mi familia  me facilite.
  • Comidas que comemos y/o cocinamos en casa. Planificamos por ejemplo un día o semana. Averiguamos quién enseñó a preparar esa comida en la familia, qué precios tienen sus ingredientes, calculamos gastos para esa comida, para las de los demás días, semanas y mes si es posible. Vemos proporciones, medidas de cantidad, capacidad y longitud. Cálculos decimales, etc. Problemas que se suscitan con estas situaciones.

En estos días de cuarentena aprendí estando en casa…

  • Le cuento a mi maestrx. Mi familia cuenta también las cosas lindas que aprendieron juntxs. Mandan cartas o audios y/o videos.
  • Cuáles son las actividades que más extrañás: de la escuela, del barrio, del club, de la iglesia o de lo que te acuerdes y ocurra. ¿Podés decir por qué las necesitas o valoras tanto?
  • La lista para el almacén, mercado o súper. La escribo con mi familia. Calculo los gastos. ¿Sabés que nutriente aporta a nuestro organismo? Lo converso con la familia. ¿Dónde fabrican y producen esos alimentos? ¿Cómo son y dónde están antes de llegar a nuestras manos?
  • Leo las etiquetas de los productos que compramos o hay en casa, así vemos qué información traen. ¿Tienen información de los aportes nutricionales para el organismo? Hacelo con los que encuentres en casa.
  • Los canales y programas de TV y/o series y películas que mira mi familia y lo que miro yo. ¿Qué situación o problema plantean? ¿Por qué les gusta verlas?
  • ¿Conoces algún gobernante de tu provincia o del país y qué le escuchaste decir estos últimos días? ¿Qué te pareció importante y qué le pedirías?
  • Persona famosx y de reconocimiento público a la que admiras y te gustaría conocerla más, para e imitarla en algo? Buscá su biografía, fotos, hechos relevantes. ¿Cuáles de sus cualidades o capacidades vos ya tenés? ¿Qué estás haciendo hoy para llegar a parecerte a él o ella?
  • Qué países del mundo aprendiste estando en tu casa estos días? Sabes el continente, que idioma hablan, etc. Dibujamos y/o buscamos fotos de algo característico de ese país.
  • Cómo nos comunicamos en casa. Hablamos todos el mismo idioma, lengua o dialecto. Averiguo qué significa cada palabra que desconozco. Cuento lo que pasa en mi familia. ¿En nuestro país todos hablamos el mismo idioma? ¿Contamos qué otros idiomas o dialectos y lenguas se utilizan en diferentes lugares del país? Si podemos dibujamos el mapa de Argentina con el nombre de la provincia o región donde hablan otros idiomas o dialectos.
  • ¿Conoces la lengua de señas? ¿Te gustaría comunicarte en lengua de señas y por qué?

Un día en mi casa desde que me levanto y me acuesto, lo dibujo y/o escribo.

  • Registro cómo me siento hoy, mañana y pasado. Puedo dibujar o escribir. Comparo veo si hay semejanzas y diferencias. Una tabla de doble entrada hecha en papel o notebook te puede facilitar. ¿Explicá a qué le atribuís las semejanzas y diferencias?
  • ¿Qué preguntas harías a alguien y no te animás? ¿Conocés los cambios que irá transitando tu cuerpo a medida que pasan los años? ¿Sabías que se lo podés consultar a tu maestrx?
  • Que le gusta hacer y es lo mejor que sabe hacer mi amigx o hermanx. ¿Por qué lo considerás lo más en tu vida?
  • Busquemos en Google aquellas palabras escuchadas que no me acuerdo el significado. Armo mi propio ayuda memoria, glosario o Wikipedia. Trato de utilizarlas en escritos o conversaciones así no me olvido.
  • ¿Qué te hace sentir muy bien aún estando en cuarentena? Hago registros en soportes varios.
  • La familia de mi compañerx es diferente a la mia. ¿Por qué? ¿Hay otrxs tipos de familias?

Con esa inmensa capacidad creativa de lxs colegas docentes, seguramente surgirán otras propuestas que van a propiciar la escritura, la lectura (en español y lengua extranjera),  el cálculo; aprender contenidos de las ciencias naturales, de ciencias sociales, expresión artística (en sus diferentes manifestaciones). Incorporarán saberes, habilidades, actitudes, materiales y recursos del hogar para aprender en un clima que relajará a la familia porque no importa la edad de sus integrantes podrán aportar y hacer. Porque aprender es en definitiva, con los otros. Ya no resultan necesarios solamente aquellos formatos rígidos y únicos  de fotocopias de libros que vienen de realidades muchas veces ignoradas por la misma familia y estudiantes que son tan sólo  para completar y enviar con total pérdida de sentido.

Cada familia con sus hijxs resolverán y enviarán lo que pueden interpretar de la propuesta, amplia y generosa que habilitó el placer en hacer y aprender juntos.

Esperar respuestas únicas habla de un paradigma superado. No existe la verdad única.

Transitemos hacia la observación diversa, dónde se valora las diferentes miradas y puntos de vista, aunque no comparta, pero las respeto. Además de salir seguramente enriquecido como educador de aprender sobre  realidades y perspectivas desconocidas. 

De este modo la escuela estará colaborando en adaptarse y transformar la realidad, promoviendo el bienestar de las personas en real comunidad educativa. Porque habilitaremos y permitiremos atender la diversidad de alumnxs en su singularidad, que tanto como educadores nos preocupa.

No cabe la menor duda que el currículo (contenidos escolares establecidos) lo voy a desarrollar y con aprendizajes reales y fortaleceremos la pasión de enseñar y aprender.


Ricardo Luis Martín es Profesor en Filosofía y Pedagogía (CAP actual UAP). Profesor en Psicopedagogía (ISARM), Licenciado en Psicopedagogía (UCSF) (MP239) y Máster en Educación (Universidad de Jaen, España). Se desempeña como Coordinador General del Gabinete Psicopedagógico Interdisciplinario del Consejo General de Educación del Gobierno de Misiones. Es disertante en diversos encuentros y congresos de psicopedagogía y educación. Cuenta con 36 años de experiencia docente y atención psicopedagógica educacional y clínica. Actualmente dicta clases en la Universidad Gastón Dachary y Universidad de la Cuenca del Plata.