La policía estadounidense reportó hoy que halló 17 cadáveres amontonados en una morgue con espacio para cuatro, al concurrir a una residencia de ancianos de Nueva Jersey tras recibir una denuncia anónima.

La Policía de Andover, un pequeño pueblo en el condado de Sussex, encontró los cadáveres en el Centro de Rehabilitación Andover I y II, el más grande del estado, según The New York Times.

«Estaban abrumados por la cantidad de personas que estaban falleciendo», dijo Eric C. Danielson, jefe de policía de la ciudad, al Times, al referirse al Centro de Rehabilitación.

Por su parte, el legislador Josh Gottheimer dijo que el sábado, antes del hallazgo, recibió una llamada de la administradora del hogar en la que le pedía más bolsas para cadáveres.

«El desafío que estamos teniendo con todos estos hogares de ancianos es que una vez que se propaga, es como un incendio forestal. Es muy difícil detenerlo», comparó el demócrata.

«Ella llamó y dijo: ‘Estamos abrumados aquí’«, relató Gottheimer y agregó que la mujer le dijo que ella también estaba infectada de coronavirus, al igual que «muchos miembros del personal de la casa».

Las 17 personas halladas en la morgue del hogar elevaron la cifra de muertos vinculadas a la institución a 68, entre las que se encuentran dos enfermeras. Del total de fallecidos, 26 habían dado positivo al test de coronavirus.

The New York Times relata que la policía de Nueva Jersey recibió una denuncia anónima sobre el hallazgo de un cadáver en un cobertizo frente al hogar de ancianos.

Cuando los uniformados llegaron el cadáver había sido retirado pero al inspeccionar el lugar se encontraron con los 17 cuerpos apilados en una pequeña morgue.

Ni los propietarios de la instalación ni los administradores quisieron hacer declaraciones.

Tras conocerse la noticia, las autoridades del estado enviaron máscaras y guantes para los hogares de ancianos, informó la vocera de Salud del estado Donna Leusner.