Las autoridades norcoreanas preparan desde finales de 2019 a Kim Yo-jong, hermana menor del líder del país, Kim Jong-un, para que pueda sustituirlo en el cargo de jefe de la nación si es necesario, informó el periódico japonés Yomiuri Shimbun, citando a fuentes surcoreanas y estadounidenses.

Según sus datos, los dirigentes del Partido del Trabajo de Corea decidieron en una reunión celebrada a finales del año pasado que en caso de muerte repentina del líder norcoreano, su hermana Kim Yo-jong asumirá el poder.

Las fuentes del diario señalaron que después de que se tomara esta decisión, «en nombre de Kim Yo-jong fueron dadas numerosas directrices en el Partido y a los militares».

El periódico afirma que en enero pasado a Pyongyang llegó un grupo de médicos de Francia después de que se agravara el estado de salud de Kim Jong-un, que supuestamente sufre la hipertensión arterial, enfermedades cardíacas y diabetes. Ello aceleró los preparativos para una posible sustitución del líder norcoreano, lo que convirtió a Kim Yo-jong en la segunda figura más importante en Corea del Norte.

Por su parte, el diario Daily NK, con sede en Seúl, informó el 21 de abril, citando a una fuente anónima, que Kim fue sometido a una cirugía cardíaca el 12 de abril, que se debió a su «tabaquismo excesivo, obesidad y exceso de trabajo».
El medio apuntó a que Kim no asistió a los festejos del 15 de abril pasado, en el que se celebró el cumpleaños de Kim Il-sung, su abuelo y fundador del Estado norcoreano. La ausencia de Kim Jong-un en esos eventos generó rumores sobre su bienestar.

La cadena CNN comunicó que las autoridades estadounidenses «monitorean los datos de inteligencia que suponen que el líder norcoreano, Kim Jong-un, se encuentra en grave peligro después de someterse a una cirugía».