Susana Giménez pasaba sola la cuarentena por el coronavirus en su mansión de Barrio Parque hasta que un día decidió adoptar a una cachorra de raza Vizsla que decidió llamar Rita.

Desde ese momento, la diva se mostró feliz en sus redes sociales y hasta compartió el momento en el que llegó la perrita. Aunque en las últimas horas, la conductora llamó la atención al contar que la perra volvió al criadero y regresará en un mes.

¿La razón? «Volvió al criadero porque me mordía tanto, tanto, tanto, que estoy deshecha. Los brazos no los puedo mostrar. Las piernas, ensangrentadas. Le estaban saliendo los dientitos de abajo. Tenía mordillos, tenía de todo para que muerda, pero le gustaban mis brazos. Me la van a traer dentro de un mes. Era muy chiquita, me volvía loca», explicó la actriz en «Juntos podemos lograrlo» y causó repercusiones en las redes por su determinación.