El gobierno italiano informó hoy que más del 44% de los contagios de coronavirus en Italia se dio en geriátricos y casi un 25% en el ámbito familiar, en un contexto de reducción actual de los pacientes críticos, tras las más de 25.000 muertes confirmadas desde el inicio de la pandemia.

El Instituto Superior de Sanidad precisó que el 44.1% de las infecciones se dio en geriátricos, el 24.7% en ámbito familiar, el 10.8% en hospitales o ambulatorios y el 4.2% en lugares de trabajo.

De acuerdo a un análisis del ISS hasta el 22 de abril, solo el 16% de las 25.586 víctimas registradas hasta entonces tenía menos de 70 años, con nueve fallecimientos confirmados entre menores de 30 años.

Según el presidente de la institución, Silvio Brusaferro, los datos se enmarcan en un contexto en el que «la curva epidemiológica muestra que se reduce la cantidad de pacientes críticos», luego de cuatro días seguidos de descenso diario en los positivos.

De todos modos, Brusaferro advirtió que, «incluso en zonas de baja circulación», pueden aparecer focos de infección, por lo que pidió «mantener la cautela» de cara a la flexibilización de la cuarentena que el país iniciará el 4 de mayo.