El club FC Seoul de Corea del Sur se disculpó hoy por haber colocado muñecas sexuales como público en las tribunas de su estadio durante el partido frente al Gwangju por el torneo local, que se jugó a puertas cerradas por la pandemia de coronavirus.

Las ligas de fútbol de la mayoría de los países fueron suspendidas, aunque estos últimos días algunas de ellas retomaron su actividad. La Bundesliga, Primera División de Alemania y una de las más destacadas de Europa, precisamente lo hizo este fin de semana.

Sin embargo, en un lugar en donde se armó una fuerte polémica es en Corea del Sur, donde se juega la K-League, y este fin de semana protagonizó un episodio lamentable.

En el estadio del FC Seúl, y teniendo en cuenta que los partidos se juegan a puertas cerradas para evitar la propagación del coronavirus, el club decidió ocupar sus asientos.

Pero no lo hizo con fotos de sus hinchas, como ya implementaron algunos clubes de Alemania, sino que en las butacas decidieron colocar muñecas sexuales.

Esto sucedió en un partido contra el Gwangju, y tras las duras críticas recibidas por esto, desde el FC Seúl salieron a explicar lo ocurrido.

Habían admitido que las mismas fueron colocadas como un “elemento de diversión” para el público en la tele, aunque manifestaron que las mismas no fueron revisadas “en detalle” y algunas procedían de un productor de muñecas sexuales.

“Ha sido un error inexcusable por nuestra parte”, expresó el club en un comunicado que dio a conocer horas más tarde. Las muñecas, incluso, sostenían carteles para apoyar a los jugadores y estaban con el barbijo puesto.

El fútbol en Corea del Sur se reanudó el pasado 8 de mayo, tras casi dos meses de confinamiento.