El presidente de la nación retomó sus viajes al interior del país, luego de dos meses, comenzando por Santiago del Estero y Tucumán. Llegó la hora de visitar la tierra colorada, lugar donde arrasó en las últimas elecciones junto a Cristina Fernández de Kirchner en la fórmula.

El presidente Alberto Fernández confirmó anoche que esta semana vendrá a Misiones, provincia que, desde que es presidente, aún no visitó. Formosa también está en la agenda y restan detalles operativos nada más para saber como será la organización y si entablará contacto con la prensa.

En principio, la visita sería el jueves por la tarde y Alberto participaría de algunos encuentros en la ciudad de Posadas.

El momento de la llegada a Misiones no es un dato menor. La provincia lleva 22 días consecutivos sin casos de coronavirus y, luego de la autorización de las caminatas de esparcimiento, esta semana se habilitan los gimnasios, algunas actividades deportivas más y las reuniones familiares de hasta cinco personas. Siempre estuvo en análisis, también para algunos medios nacionales, cuanto de lo hecho en Misiones previamente era tomado por el gobierno nacional.

La situación en el AMBA es a la inversa de lo que ocurre acá. Con una explosión de casos en los últimos días, que no solo impidió que se avance con las medidas, sino que hasta implicó un cierto retroceso.

En cuanto a los pedidos que hará la provincia seguramente estarán aquellos de materia económica al tope de la lista. Hay fondos de determinados sectores, algunos de los cuales está cubriendo la provincia con su propia billetera, que han sido promesas en campaña. Moroni, ministro de trabajo de la nación, ya adelantó que se trabaja con el fondo interzafra para solucionar eso, pero también es cierto que muchos de los reclamos, como el déficit de la caja previsional por parte de la ANSES, los fondos para viviendas o el Fondo Nacional de Incentivo Docente ya fueron entablados hace exactamente un mes (y algunos ya han sido resueltos), cuando el gobernador Oscar Herrera participó de la reunión en Olivos donde se conoció públicamente la oferta para los bonistas bajo legislación extranjera.

Seguramente trazarán líneas sobre el trabajo en las fronteras, el resguardo por los misioneros sobre todas las cosas. Misiones se ha anotado algunos porotos interesantes en cuanto al trabajo en cuarentena, como ser de los primeros que han suspendidos las clases presenciales, por ejemplo, teniendo además un resguardo digital que permitió que el ciclo lectivo no se corte.

También la provincia ha hecho un trabajo importante en traer de regreso a los misioneros varados en otras provincias y será tema de conversación seguramente el estado y la situación de las PyMEs de acá. Habrá mucho que conversar entre uno de los presidentes con mejor imagen de Latinoamérica (tercero en este momento por debajo de el de Guatemala y El Salvador) y el gobernador de una de las provincias que, hoy al menos, no tiene caso de COVID-19 y planea una salida temprana de la cuarentena.