La Municipalidad de Posadas implementó la primera etapa del programa de la recolección clasificada de residuos en la zona del microcentro y en el barrio Villa Sarita. En forma simultánea, los agentes ambientales recorren la ciudad concientizando a los vecinos.

Este martes, la cuadrilla de promotores ambientales recorrió nueve manzanas del populoso barrio para acercar y recordar esta iniciativa sustantiva y concreta que apunta a una correcta gestión de los desechos, por un lado, y por otro, a la reducción de los niveles de contaminación ambiental, a la protección animal y de recuperación de espacios públicos.

Así, los municipales dialogaron con integrantes de la comisión vecinal de Barrio Villa Sarita y con 80 familias sobre la importancia de la separación de residuos en origen y su posterior recolección diferenciada que implica un doble beneficio. En primer lugar, esta acción tiene un impacto social ya que ayuda a recuperadores urbanos que con esos recursos se ganan el sustento. En segundo lugar, contribuye con el medio ambiente reduciendo la contaminación que impacta en el cambio climático, disminuyendo la emisión de gases de efecto invernadero.

Estas tareas continuarán el miércoles, a partir de las 08:30, en la zona céntrica de la capital misionera.

Cada una de estas acciones, constituyen políticas públicas que se ejecutan de manera transversal y coordinada por la comuna posadeña. De esta manera, el municipio junto a los posadeños avanzan en el camino hacia una ciudad sostenible.

Cronograma de recolección: de lunes a sábados, a partir de las 18:00 horas

¿Cuáles son los residuos reutilizables?

  • Papel – cartón: revistas / folletos / cuadernos / diarios / cajas, etc.
  • Plásticos: botellas de vinagre, gaseosas, etc / tapas / envases de limpieza y perfumería / adornos y juguetes plásticos / baldes / sillas y mesas plásticas / otros.
  • Vidrio: frascos, botellas, vasos, espejos.
  • Metal / latas / conservas / aerosoles.

¿Cuáles son los residuos no reutilizables?

  • Restos de comida, papel higiénico, servilletas de papel usadas, pañales y cajas con manchas de grasas, cáscaras, saquitos de té, yerba, apósitos femeninos, cerámica, porcelana, goma, papeles plastificados, envoltorios que tuvieron contacto con comida (paquete de salchichas) y lamparitas, botellas de aceite, telas, telgopor.