El hecho tuvo lugar en la provincia de Mendoza donde un grupo de personas decidieron saltarse las normas vigentes que rigen en torno a la cuarentena y juntarse en la vía pública y al aire libre para organizar un asado.

Hasta hace poco, Mendoza no tenia la libertad que tiene ahora al momento de llevar adelante reuniones de varias personas. Pero fue a partir de esta semana que se habilitó para que grupos de hasta 10 personas puedan juntarse únicamente en viviendas.

No obstante, un grupo de personas decidió ignorar la normativa y juntarse en la vía pública y al aire libre para hacer un gran asado que no terminó para nada bien. Al momento de juntarse no tuvieron en cuenta dos cosas: la alerta que rige por el viento Zonda y la legislación por el COVID-19.

En ese sentido, estas personas se juntaron en una zona cercana a las montañas, un lugar donde estaba pronosticado que el Zonda afecte seriamente, y comenzó la jornada. Prendieron el fuego, dejaron todo preparado para hacer el asado pero el viento atacó con fuerza y se desató un peligroso incendio.

Debido al notable crecimiento de las llamas, debieron intervenir varias dotaciones de los Bomberos de Mendoza, Defensa Civil, Bomberos de la delegación de Potrerillos, personal de la Municipalidad de Luján de Cuyo y Bomberos Voluntarios.

Además, intervinieron rápidamente vecinos de la zona quienes fueron los principales responsables en apagar las llamas. Entre tanto, aquellos que hicieron el asado y provocaron el inicio de este incendio no han sido identificados y sus identidades son objeto de investigación de las autoridades locales.