El pasado 15 de julio se llevo a cabo el primer conversatorio con Periodistas bajo el lema «¿Cómo hablamos de lo que pasa? pobreza y barrios populares» de la mano de Walter Brites, Doctor en Antropología Social, Master en Políticas Sociales de la UNaM e investigador del CONICET. La convocatoria fue realizada por la Diputada Provincial Soledad Balan, y participaron también colegas periodistas como Rocío Rodriguez, Norma Devechi (El Territorio), Rodrigo Castillo (Enfoque), Guido Encina (Misiones Opina y AlDiome), Ramiro Sandoval y Juan Carlos Argüello (Economis), entre otros.

Soledad Balan, Diputada Provincial, sostiene que el disparador de la pregunta que titula el encuentro, tiene que ver con la noción que manejamos los periodistas y comunicadores acerca de los denominados barrios populares, pobreza y mujer, así como también pobreza y niñez.

Un ejemplo de esta situación se da en la Ciudad de Iguazú, según Norma Devechi, corresponsal de El Territorio, «hay muchos asentamientos que carecen de agua, luz y asistencia social. En estos «barrios populosos» hay un nuevo índice de pobreza por la pandemia, ya que es un lugar que se nutre del Turismo y esto está estancado».

Walter Brites entiende que la pobreza es una tema que toca a toda Latinoamérica y abarca dos aspectos, por un lado la urbanización social y por el otro lado las condiciones urbanas ambientales. Se produce una pobreza multidimensional y una pobreza estructural, es decir, varias generaciones de pobres en donde surge la lógica de la necesidad, éstas, son las maneras en que las personas construyen al margen de la pobreza, lo que hacen para subsistir.

El poco reconocimiento de los medios sobre esta temática es porque, en general, hay poca amplitud y profundización de la problemática de los asentamientos y las familias que habitan en los barrios populares. Esto conlleva a producir imaginarios y estereotipos cargados de estigmas, lo cual produce otro tipo de exclusión: simbólica. Queda en cada uno de nosotros, los periodistas y comunicadores, poder despojarnos de estos ideales para poder así ser mas justos y coherentes en nuestro discurso para desconstruir y volver a construir.