El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Bahía Blanca reanudará hoy el juicio en el que investiga a cuatro personas acusadas de un asesinato e integrar la organización parapolicial Triple A durante la década del 70 en esa ciudad, audiencia que se realizará bajo protocolos sanitarios por la pandemia de coronavirus, informaron hoy fuentes judiciales.

El Tribunal, integrado por los jueces Roberto Amabile, Marcos Aguerrido y Pablo Díaz Lacava, reanudará desde las 9 el debate en el Aula Magna de la Universidad Nacional del Sur (UNS) ubicado en la avenida Colón 80 en el centro de la ciudad.

Fuentes judiciales indicaron a Télam que el debate será «a puertas cerradas, sin ingreso de público y en el marco de distintas medidas sanitarias e higiénicas ante el distanciamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus».

«La audiencia será a través del sistema de videoconferencia y se podrá seguir a través del canal de Youtube dependiente del área audiovisual de la Universidad Nacional del Sur», indicaron.

Los voceros comentaron que en el marco de las audiencias previstas se continuarán con declaraciones testimoniales.

En el marco del juicio oral y público se analizará la conducta de Roberto Aceituno (70 años), Juan Carlos Curzio (76), Héctor Angel Forcelli (71) y Osvaldo Omar Pallero (78).

Se trata de la causa 165/2003 caratulada como «Aceituno Raúl Roberto y otros sobre asociación ilícita y homicidio agravado por el concurso de dos o más personas de quien fuera víctima Cilleruelo David Hover».

En el debate se tratará el asesinato del estudiante de la UNS, David «Watu» Cilleruelo por el que se encuentra imputado Aceituno en el marco de la causa de «homicidio agravado por haber sido cometido con alevosía y con el concurso premeditado de dos o más personas».

«Cilleruelo, quien se desempeñó como secretario de la Federación Universitaria del Sur y era militante de la Federación Juvenil Comunista, fue asesinado de un disparo en la cabeza el 3 de abril de 1975 en un pasillo del ala de Ingeniería de la alta casa de estudios», agregaron.

Según el requerimiento del Ministerio Público Fiscal los acusados «formaron parte entre los años 1974 y 1975 de una asociación de personas de carácter permanente y de formación parapolicial denominada Triple A (Alianza Anticomunista Argentina), conformada para la comisión de hechos ilícitos indeterminados constitutivos de lesa humanidad, como parte de un plan sistemático y generalizado de persecución y eliminación de opositores políticos».

«Además de infundir temor público mediante diversas acciones, como así también para imponer sus ideas y combatir las ajenas por la fuerza o el temor», indicó el Ministerio Público.

En el marco de la causa la asociación «estaba dirigida en el ámbito local -en calidad de jefes y organizadores, por Rodolfo Antonio Ponce por entonces diputado nacional y secretario de la CGT Bahía Blanca y Remus Tetu, quien se desempeñaba como rector Interventor en la Universidad Nacional del Sur».