Dadas las circunstancias de la crisis de la pandemia de Covid 19, los plazos de las pequeñas y medianas Estaciones de Servicio que al igual de lo que sucede con otros comercios de diferentes rubros, se fueron acortando en relación a los procesos que complican el cumplimiento de las obligaciones.

Desde la Cámara Argentina de la Mediana Empresa, habían solicitado formalmente en el mes de junio que el Poder Legislativo adopte medidas tendientes a “evitar las trabas a las Pymes que tratan de sobrevivir en cuarentena”, tal cual lo expresa la carta de CAME a los diputados de la nación.

“Pudimos actuar rápidamente y es preciso reconocer la profundidad y el desprendimiento partidario de los legisladores nacionales de todos los bloques para proteger a las empresas de situaciones de litigio que quedaron atemporales a causa de la crisis sanitaria”, dijo a surtidores.com.ar el diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires.

Vale destacar que en la región bonaerense, el aislamiento continúa en Fase 1, con lo que las consecuencias que las operadoras del territorio, continúan con las ventas de combustible por debajo del 40 por ciento de las épocas normales.

En este contexto el diputado del FDT, dijo que “las Estaciones de Servicio también necesitan de la protección de las medidas del Estado ya que forman parte fundamental en el proceso productivo y de generación de empleo que deberemos enfrentar cuando superemos la cuarentena”.

Además agregó que “la ley que esperemos sancione el Senado y que declara la emergencia y la suspensión de los concursos preventivos, realmente no modifica la ley original y las empresas podrán tener nuevos plazos procesales y reprogramar todo el sistema de vencimientos”.

De esta forma el legislador de la Comisión de Presupuesto expresó que “se termina la incertidumbre de las empresas ante la reapertura de los juzgados, en el sentido de que no incluye a los créditos y cobros de indemnizaciones para los trabajadores”.

Finalmente, Selva detalló que “a diferencia de otras oportunidades, la suspensión de los procesos no debe ser solicitada por el deudor, sino que se activa de manera automática, con lo cual será de gran apoyo para las expendedoras familiares que están atravesando el freno económico que causa la falta de movimiento de personas”.