Mundo

? Citibank transfirió por error USD 500 millones y no podrá recuperarlos, dictaminó un juez

En uno de los «mayores errores en la historia bancaria», Citibank transfirió accidentalmente a prestamistas de Revlon casi 500 millones de dólares y ahora no podrá recuperarlos, lo dictaminó un juez de una Corte de Distrito de Estados Unidos.

“Las transacciones fueron finales y completas, no sujetas a revocación”, dictaminó un juez

Citibank actuaba como agente de préstamos de Revlon, tenía la intención de enviar alrededor de US$ 8 millones en pagos de intereses a los prestamistas de la compañía de cosméticos. En cambio, Citibank transfirió accidentalmente casi 100 veces esa cantidad, incluidos US$ 175 millones a un fondo de cobertura. En total, Citi envió accidentalmente US$ 900 millones a los prestamistas de Revlon.

Citibank presentó una demanda en agosto buscando la devolución de sus fondos, pero aún no ha recibido US$ 500 millones de 10 firmas de asesoría de inversiones luego de la transferencia accidental.

Un juez federal determinó el pasado 16 de febrero que Citigroup Inc. no tiene derecho a recuperar 500 millones de dólares que transfirió por error a los prestamistas de Revlon Inc., en lo que llamó “un error bancario de naturaleza quizás sin precedentes y magnitud.”

La ley generalmente castiga a quienes gastan dinero depositado accidentalmente en sus cuentas. Las transferencias accidentales son comunes en la era digital y los cables se pueden reembolsar al instante. Pero la ley de Nueva York tiene excepciones a esta regla, conocida como «defensa de descarga por valor».

Si el beneficiario tiene derecho al dinero y no sabía que se transfirió accidentalmente, puede quedárselo. Los prestamistas de Revlon dijeron que creían que Citibank estaba transfiriendo pagos anticipados de un préstamo. Después de todo, el dinero transferido accidentalmente era la cantidad exacta que Citibank les debía, aunque el préstamo no vencería hasta dentro de bastante tiempo.

El juez federal de distrito Jesse Furman en Manhattan dijo que las transferencias realizadas del 11 de agosto de 2020 eran “transacciones finales y completas, no sujetas a revocación”.

Citigroup planea apelar. “Creemos que tenemos derecho a los fondos y continuaremos buscando una recuperación completa de ellos”, dijo una portavoz.

El banco con sede en Nueva York aseguró que se trató de un error humano, y algunos prestamistas accedieron a devolver el dinero que les enviaron. Pero 10 administradores de activos, incluidos Brigade Capital Management, HPS Investment Partners y Symphony Asset Management, se negaron y Citigroup demandó para recuperar aproximadamente $501 millones que recibieron.

El banco dijo que los prestamistas de Revlon sabían o deberían haber sabido que las transferencias eran un error y que Revlon, controlado por el multimillonario Ron Perelman, no podía permitirse un pago tan grande.

En una decisión de 101 páginas, luego de un juicio de seis días en diciembre, Furman dijo que las transferencias eran una “descarga por valor”, que igualaba “hasta el último centavo” lo que se les debía a los prestamistas.

“Los prestamistas que no regresan creían, y estaban justificados al creer, que los pagos eran intencionales”, escribió Furman. “Creer de otra manera, creer que Citibank, una de las instituciones financieras más sofisticadas del mundo, había cometido un error que nunca antes había ocurrido, por una suma de casi mil millones de dólares, habría sido casi irracional”, dice el documento judicial.

Esto porque los prestamistas argumentaron que pensaron que el dinero deposuitado formaba parte de la totalidad de un crédito que les adeudaban, por lo que lo consideraron como un pago “normal”.  “Estamos sumamente complacidos con la decisión reflexiva, completa y detallada del juez (Jesse) Furman”, dijo Benjamin Finestone, quien representó a dos prestamistas, Brigade y HPS Investment Partners.

Furman dejó en vigor una prohibición temporal de que los prestamistas utilicen los fondos transferidos, lo que refleja el atractivo esperado de Citigroup.

Los agentes administrativos generalmente distribuyen los pagos de intereses y realizan servicios administrativos para los clientes.

El pasado mes de octubre, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) decidió multar a Citibank, el tercer mayor banco del país, con 400 millones de dólares por “deficiencias significativas” y le ordenó que corrija su sistema de gestión de riesgos.

Según el banco central estadounidense, Citigroup ha mostrado carencias “en varias áreas de gestión de riesgo y control interno”, entre las que incluye la gestión de la información, la planificación de capital y la información regulatoria.