🇦🇷 Femicidios en 2024: 158 | ⭐⭐⭐ Días siendo campeones del mundo: 579
🇦🇷 Femicidios en 2024: 158 | ⭐⭐⭐ Días siendo campeones del mundo: 579

El presidente Alberto Fernández y sus pares de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; de Colombia, Gustavo Petro; y de Francia, Emmanuel Macron, se reunieron con los negociadores del proceso político de Venezuela con el objetivo de encontrar una solución a la crisis de ese país.

El encuentro se realizó en el Edificio Europa de la Unión Europea en Bruselas, al margen de la III Cumbre UE-Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) que se desarrolla entre ayer y hoy en la capital belga.

También participaron el Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell; por el oficialismo de Venezuela lo hizo la vicepresidenta Delcy Rodríguez y por la oposición Gerardo Blyde Pérez.

Durante la reunión, que se extendió por más de dos horas, alentaron a las partes a que construyan una hoja de ruta para las elecciones que se celebrarán el año próximo en Venezuela, informaron fuentes de la Presidencia argentina.

Además, remarcaron la importancia de encontrar una solución política que garantice la plena vigencia de la democracia y el respeto de los derechos humanos, contribuyendo así a la recuperación de la economía y al bienestar de su gente, por lo cual resulta necesario quitar las sanciones económicas que castigan al pueblo venezolano.

En el encuentro de hoy se sumó Lula a la mesa de negociaciones, para continuar trabajando los diferentes ejes que también se desarrollaron el 25 de abril pasado en Colombia, en la Conferencia Internacional sobre el proceso político en Venezuela, de la que participó el canciller Santiago Cafiero.

El jefe de Estado destacó que es necesario profundizar la vía del respeto a la soberanía venezolana y, a la vez, la ayuda a toda negociación posible, tratando que la convivencia democrática en Venezuela sea una realidad, añadieron las fuentes.

Al analizar el rol de la comunidad internacional, Fernández aseguró que debe consistir en “promover y apoyar la reanudación del diálogo entre oposición y gobierno”, y afirmó que “no existe otra vía que permita resolver la profunda crisis que ha llevado a millones de venezolanos a abandonar su país”, dijeron las fuentes.

Además, añadieron, enfatizó que la Argentina continuará sosteniendo su compromiso “con la estabilidad en la región”, y buscará encaminar soluciones “pacíficas, democráticas y respetuosas de la soberanía y de los asuntos internos” de cada Estado.

En la reunión se habló de la importancia de liberar sanciones a Venezuela, pero para ello “tiene que estar Estados Unidos en la mesa”, dijo por su parte a Télam una fuente cercana a Fernández.

Y graficó que “los bancos que tienen retenidos en Europa fondos venezolanos no pueden desarmar eso porque tienen sanciones de Estados Unidos”.

El próximo paso es que continúen las negociaciones con Venezuela, pero sin un cronograma de fechas definido.

Esta reunión se celebró después de que la semana pasada el jefe del Parlamento venezolano, Jorge Rodríguez, descartara el hecho de que la Unión Europea (UE) envíe una misión de observación para las próximas elecciones presidenciales de 2024, como hizo a finales de 2021 para las compulsas regionales y municipales, la primera desde 2006.

El bloque europeo destacó avances pero también criticó “la inhabilitación arbitraria de candidatos”, y expresó a principios de este mes “preocupación” por la inhabilitación de la precandidata opositora María Corina Machado, tras lo cual sugirió revisar el rol de la Contraloría General en el caso.

“Machado tiene una inhabilitación administrativa y se puede resolver si Venezuela va al Sistema Interamericano de Derechos Humanos, que tiene un Tribunal de Alzada adonde apelar, y con una cautelar todo volvería al inicio”, ejemplificó la fuente.

Blyde Pérez se mostró de acuerdo con esa idea y Delcy Rodríguez respondió que “lo van a pensar”.

Esta es la segunda reunión con este formato, luego del desarrollado el 11 noviembre pasado en el Foro de París sobre Paz, aunque en este caso se sumó Lula.

En aquella oportunidad, la República Bolivariana de Venezuela acordó retornar al diálogo político, tras el apoyo de Fernández, Macron y Petro, en una reunión que los mandatarios mantuvieron con representantes del oficialismo y la oposición de la nación caribeña en París.

Además de los tres presidentes mencionados, por Venezuela estuvieron el oficialista Jorge Rodríguez Gómez y el citado opositor Blyde Pérez, y también asistieron Cafiero y sus pares de Francia, Catherine Colonna, y de Noruega, Anniken Huitfeldt.

“En aquella reunión acordamos avanzar una hoja de ruta para las elecciones de 2024 y en todo este tiempo funcionó, porque se habilitaron los espacios publicitarios y hacer campaña”, confió esta fuente.

El 30 de mayo último Fernández mantuvo una reunión bilateral con su par de Venezuela, Nicolás Maduro, en el marco del Encuentro de Presidentes de los países de América del Sur que se realizó en el Palacio Itamaraty de Brasilia, capital de Brasil, y le pidió que ese país vuelva a los organismos y foros internacionales, principalmente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Aquella reunión de Colombia fue convocatoria de Petro para promover el diálogo entre representantes de la sociedad civil, la oposición y el gobierno de Venezuela, con el objetivo de reabrir caminos y construir una hoja de ruta para estimular y apoyar el diálogo.

Participaron de ese encuentro, además de la Argentina -representada por Cafiero-, Alemania, Barbados, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, España, Estados Unidos, Francia, Honduras, Italia, México, Noruega, Portugal, Reino Unido, San Vicente y las Granadinas, Sudáfrica, Turquía y Borrell, asistente también a la reunión.

En ese encuentro, Estados Unidos acordó “avanzar en paralelo, quitar sanciones y observar las elecciones”, algo que apoyó Borrell.

La Argentina plantea que debe acordarse una hoja de ruta con el oficialismo y la oposición donde se trabaje en las garantías para el proceso electoral de 2024.

Y remarca la necesidad de que se le quiten a Venezuela las sanciones impuestas por otros países, tal como se hizo en la IX Cumbre de las Américas, en junio de 2022 en Los Ángeles, Estados Unidos, o en la VII Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Celac en enero pasado en Buenos Aires.


Por Daniel Scarímbolo

Share.