🤑 BTC: USD $ 0000.00 | 🇦🇷 Femicidios en 2022: 303
Destacadas

Sotelo murió; y con él, las posibilidades de que pague por sus delitos

Franco Emanuel Sotelo

El nombre de Franco Emanuel Sotelo no deja de sonar, sus delitos, su huida y su muerte parecen estar rodeados de tanta oscuridad como su últimos días. Luego de su muerte y autopsia de rigor, aparentemente guiados por la obvia pérdida de masa encefálica, lo que era a las claras la razón de su muerte, los profesionales de la morgue judicial no hicieron una revisión exhaustiva y pasaron por alto dos heridas: Una de bala, y otra aún no identificada, pero que aparenta haber sido producida con uno de los escalones para subir a la cabina u otro metal del camión que lo atropelló.

Las pericias concluyen que el arma utilizada para dispararle a Sotelo, acusado de la violación de una nena de 6 años en San Pedro, muerto al ser atropellado por un camión mientras huía de la Policía de Misiones sobre la Ruta Nacional 12 en la zona del acceso a Garupá, son calibre .22 por lo que se descartó que haya sido disparada por algún integrante de la fuerza. 

Sotelo debió trasladarse unos 250 kilómetros desde donde fue identificado por algunas de las víctimas de sus últimos delitos, donde habría atacado a una nena de 12 años fracturándole el cráneo, secuestrado y violado a una nena de 6 y luego intentado robarle la cartera a una mujer, para llegar al eucaliptal ubicado detrás de la ex bailanta conocida como 6-22. Durante este recorrido habría recibido el disparo del arma calibre .22 que le dejó una bala alojada en la espalda. Se investiga la posibilidad de que haya sido un vecino que lo reconoció e intentó hacer justicia por mano propia, o el cuidador de una chacra donde quiso refugiarse en la zona centro de Misiones.

Franco Emanuel Sotelo

Herido, con hambre y sed, sin la posibilidad de cruzar a Paraguay como habría intentado, Sotelo se vió acorralado por la Policía de Misiones e intentó correr atravesando la autovía donde encontró su muerte.

La segunda autopsia, solicitada por la familia, determinó que efectivamente existía una herida de bala, pero que ese disparo no fue el motivo de su muerte. Le habrían disparado a una distancia tal que no dañó órganos vitales y la bala quedó retenida por los músculos de la zona lumbar. En las próximas horas se conocerá el resultado de las pericias realizadas en la herida del codo de Sotelo.

telam