«Es un río de lava que se salió de su cauce y afectó la aldea El Rodeo, hay personas heridas, quemadas y fallecidas», aseguran las autoridades de Guatemala. Se trata de la peor erupción del Volcán de Fuego en los últimos 44 años.

Socorristas continúan la búsqueda de desaparecidos tras la potente erupción del Volcán de Fuego en Guatemala, que dejó al menos 69 muertos y miles de evacuados, según el balance oficial ofrecido por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses.

El portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED), David de León, sostuvo horas antes que se mantiene el dato de 46 personas heridas, sin embargo aumentó la cantidad de albergadas a 1.877, en los distintos centros ubicados en los departamentos más afectados: Sacatepéquez, Escuintla y Chimaltenango.

Fanuel García, director del Instituto Nacional de Ciencia Forense, informó del nuevo saldo de fallecidos y agregó que sólo 17 de ellos han sido identificados.

“Nos está costando mucho identificarlos porque algunos de los fallecidos perdieron sus facciones o las huellas digitales. Vamos tener que recurrir a otros métodos antropológicos y si es posible tomar muestras de ADN para identificarlos”, explicó García.

«Si esta vez nos salvamos, en otra (erupción) no», dijo a la AFP Efraín González, de 52 años, sentado en el suelo de un albergue en la ciudad de Escuintla, adonde llegó con su esposa y su pequeña hija de un año tras huir de los estragos que causó el volcán en su casa en la comunidad El Rodeo, la más golpeada por la erupción.

Categorías: Notas y Noticias