El caso de la desaparición del septuagenario Manuel Ifrán hace poco más de un año, sumó otro capítulo que parece sacado de alguna serie de Netflix: encontraron más restos óseos.

Las hijas de Ifrán fueron al lugar donde la Policía recuperó un cadáver en la zona del barrio Cocomarola Este, metros después del barrio A4, que todo hace suponer que se trata de los restos de su padre, ya que semanas atrás ellas mismas reconocieron las prendas y objetos que estaban al lado de esos huesos humanos.

Manuel Ifrán
Los hijos de Ifrán sostienen el cartel con el que la sociedad entera reclamó su aparición.

En el mes de mayo de este año un grupo de operarios de una empresa que estaba colocando torres de alta tensión en la zona, dieron con restos óseos y rápidamente llamaron a la Policía. Por las características, horas después se sospechó de la posibilidad de que se trate del hombre a quien se buscaba desde hacía más de un año.

Con mis hermanas veníamos hablando para ir al lugar, porque de acuerdo a lo que nos había dicho la Policía, en base a los estudios y pruebas encontradas en el lugar, el torso de papá estaría desnudo, sin la remera que llevaba puesta, entonces nos propusimos para ir al lugar a ver si encontrábamos la remera»

Graciela Ifrán, hija de Manuel Ifrán en una entrevista brindada al diario El Territorio

Fuimos con mis hermanas, con gente del Foro de Seguridad con quien siempre nos movemos y con un bombero voluntario para ver si encontrábamos la remera y en lugar de eso, encontramos más huesos… cuando pasó eso, llamamos a la Policía y fueron otra vez al lugar para ver lo que encontramos. La forense nos aseguró que, a simple vista, eran huesos humanos… es probable que pertenezcan a los mismos restos encontrados en mayo, por lo que también levantaron esos huesos para examinarlos y saber si es así… es todo muy increíble lo que está pasando, porque fuimos nosotras las que tuvimos que encontrar algo que no debería estar ahí. Estaban como partidos, rotos, había huesos astillados…, ahora deberán hacer lo mismo que se hiciera con los restos anteriores… y nosotros que estábamos esperando el resultado del ADN para confirmar que es papá”, relató Graciela.

Manuel Ifrán salió hace más de un año de su casa en el barrio Mini City, al parecer, para visitar a su esposa internada y nunca volvió. Manuel había sido diagnosticado con Alzheimer.

Etiquetas:
Categorías: Notas y Noticias