Cuando llegas al poder, este no es absoluto. Nadie podría discutir eso, ya que existen herramientas que limitan su ejercicio para evitar caer en abuso del mismo. Tampoco es cierto que quienes gobiernan están atados de manos (al menos apenas asumieron). Al respecto, Martín Rodríguez escribió una excelente columna hace unos días donde define que “la pesada herencia en realidad era la acumulación de poder político que había en la Casa Rosada”.

Que tengas, por ejemplo, una Constitución que limite el ejercicio de tu poder no significa que no puedas, dentro de un amplio margen, moverte políticamente. Por convicción, por ideología, por necesidad vas a tener que tomar decisiones que marquen la vida de cada uno de tus gobernados. Eso es el ejercicio del poder limitado.

Y el gobierno se está moviendo. Van a intentar cumplir su promesa de achicar el déficit fiscal. El problema es que será apuntado a los trabajadores del Estado, ya que hace una semana se publicó en el BORA (Boletín oficial de la República Argentina) el decreto 632/18 donde el PE dispone un fuerte recorte en los gastos de funcionamiento. Reduce viáticos considerablemente, también se mete con las horas extra y donde estuvo tajante fue en las incorporaciones hasta fines de 2019. No more.

Así como este gobierno quedará en la historia por haber sido aquel que realizó el acuerdo fiscal más grande de todos, con solo una provincia fuera (aunque hoy haya quedado solo la foto de aquel acontecimiento), también pasará a ser recordado como el gobierno que aplica recortes contundentes, para paliar el déficit, el mismo año que generó –hasta junio nomas- $ 145 mil millones de intereses.

Todo va al freezer: contrataciones de personal hasta 2019, viáticos, horas extras y hasta bonificaciones. No se llenó el congelador, también hay lugar para los convenios con universidades. “El Estado lo financiamos todos los argentinos con nuestros impuestos, por más que algunos piensen que no es de nadie y se financia solo”, dijo el expanelista de Pagni, Nicolás Dujovne, anticipando así la decisión de recortar ¿El Ministro ya la trajo de afuera?

Todas estas medidas, tendientes a generar un ahorro de más de $ 20 mil millones en el gasto público, llegan para cumplir la promesa de reducir el déficit fiscal hecha al FMI. Dentro del margen de maniobra política, como dijimos, el gobierno se movió. Levantó el cepo a menos de 24 horas de asumir, acordó en el Congreso y avanzó con la reforma previsional, y hasta supo desafiar ese límite cuando nombró por DNU dos jueces de la Corte Suprema, actitud que tuvo que reveer luego. Pero hay otros límites además de los normativos, el político por ejemplo: no tocar las AUH; y uno ideológico: no tocar las retenciones.

Por estas medidas económicas es que el Estado paga cada vez más por la deuda, pero prefiere recortar salarios. Así prefiere achicar por donde “es más fácil”, sin tocar a los más vulnerables (todavía) y, obviamente, sin alterar la ganancia de los más poderosos.

¿Y por casa como andamos?

El brío con el que el gobierno emprendió la batalla contra los empleados estatales, sumado a su abulia con los sectores más poderosos (precio por el que se está aceptando cada vez más el costoso pago de intereses de la deuda pública) es muy distinto a lo que ocurre en Misiones. Una provincia en la que primó la estrategia para no tomar deuda para gastos corrientes te demuestra que no es fruto de la casualidad que, con su extensión, lugar poco favorable ya que está lejos del centro económico del país y escasa población , se ubique entre las ocho principales economías del país.
Para entender mejor el rol de Misiones en la tormenta (anunciada por el meteorólogo Macri en conferencia de prensa este miércoles) les recomiendo el artículo del CEO de Milénico ¿Qué le puedo cobrar?

Okey a todo ¿pero cómo pasó lo qué pasó?

El crecimiento de los intereses en el Presupuesto nacional es la consecuencia –lógica- del incremento del financiamiento externo. Esta es la vía elegida por el gobierno para evitar disminuir sus gastos y mantener las exenciones tributarias a sectores concentrados del capital y del campo, el límite ideológico mencionado más arriba. Y a todo esto sumemos la reinserción de la Argentina en el mundo. Mauricio Macri desde el día uno, y para diferenciarse de su antecesora, optó por reforzar las relaciones internacionales. Estas se vieron contundentemente aceleradas cuando Faurie, de perfil mucho más comercial, desplazó a una Susana Malcorra, desgastada por su apoyo a Hillary y no llegar a ser la máxima autoridad de la ONU, del cargo de Canciller.

Pero Miguel Ángel Pichetto lo dijo esta semana: “en el mundo pasaron cosas”. En una entrevista con Novaresio, el presidente del interbloque del PJ en el Senado remarcó que las fallas del macrismo en materia económica están ligadas a una mala lectura de lo que ocurre en el mundo. En 2015 aparece un nuevo jugador que es Donald Trump y el Brexit, muestras claras de un proteccionismo que no parece vaya a disminuir en el corto plazo. El senador remarcaba así que las políticas aplicadas por Cambiemos eran óptimas en 2014, hoy pasaron 4 años.

¿Esto entonces no mejora ni a palos?

Ni el FMI nos quiere mentir. Hace unos días el organismo liderado por Lagarde emitió un informe que dice lo siguiente: «la deuda quizá llegue a su máximo a fines de 2018 y disminuya de manera constante a partir de entonces». Ok, esto es positivo y continua: «En general, el staff evalúa que la deuda federal es sostenible; pero no con una alta probabilidad». Ya se lo dijo Benjen Stark a Tyrion Lannister en Game of Thrones: “nada de lo que se diga antes de la palabra ‘pero’, cuenta realmente”.

En fin, los condicionamientos son muchos y termina alertando sobre los riesgos de una futura crisis. Con ese panorama, sobre todo si hay reducción en gastos corrientes y de infraestructura (que ya se pusieron en marcha) es esperable que los 14 pesos que se pagan de intereses por cada 100 de gasto total crezcan en el futuro inmediato.
Al final, «la tormenta» pronosticada por el Presidente nos hace ver que el Misionerismo resultó ser el refugio más eficiente y que you know nothing Humberto.

Glosario para entender a C.A.M.B.I.E.M.O.S

  • BORA Boletín Oficial de la República Argentina
  • FMI Fondo Monetario Internacional
  • AHU Asignación Universal por Hijo
  • DNU Decreto de Necesidad y Urgencia
  • IVE Interrupción Voluntaria del Embarazo